Adriana Fonseca confesó cómo fue la pérdida de su hijo | VIDEO

Adriana Fonseca salió embarazada en el 2013, pero perdió a su bebé al mes y medio de gestación.

La actriz mexicana Adriana Fonseca, recordada por su participación en distintas producciones de Televisa como ‘La Usurpadora’, ‘Rosalinda’, Amigos X Siempre’ y muchas más, tuvo una terrible pérdida.

En el 2012, la artista se casó con Iker Calderón, y después de un año quedó embarazada, pero desafortunadamente fue un caso ectópico, es decir que el óvulo fertilizado se había implantado fuero del útero.

Esto ocasionó que Fonseca pierda a su bebé a solo un mes y medio.

“Estuve embarazada hace seis años, justo antes de mudarnos acá, ese fue el motivo por el que nos mudamos acá [a Los Ángeles, California]”, mencionó Fonseca al programa de radio ‘Todo Para la Mujer’. “Fue un embarazo ectópico y no se dio”.

Lamentablemente, esta situación hizo que la actriz se vea imposibilitada de tener hijos de forma natural, pero ahora ha encontrado la forma de cómo podrá convertirse en mami.

“Después de esa pérdida que tuvimos, también me tuvieron que tratar de cierta forma, cortar un pedazo de adentro; entonces, tampoco lo puedo hacer de forma natural. Realmente, el día que lo haga tengo que estar súper cuidada y por mi edad más”, narró.

 “Hace tres años decidí congelar mis óvulos; por ese lado estoy tranquila, confío en la ciencia y sé que nada es cien por ciento seguro y sé que, si un día lo necesitamos y cuando estemos convencidos”, contó a la revista ‘People’ en Español.

Adriana Fonseca destaca que “el reloj biológico no espera”, por lo que debe tomar pronto una decisión acerca de su maternidad:

“Es un sueño que tenía yo más cuando andaba en mis 20 [años]. Moría de ganas por tener un niño pero nunca lo hice realidad”, reveló. “Que yo sé que no puede ser en mucho tiempo más, porque tampoco quiero ser abuela de mis hijos. Es una situación complicada para mi pareja y yo, al pensarlo de forma personal, porque es ‘cuando Dios quiera’ pero, a la vez, el tiempo está encima y es angustiante a veces, pero también es otra forma en la que uno tiene que confiar”

Te puede interesar

SÍGUENOS