Penosos casos de racismo que hemos tenido que ver en el Perú | VIDEO

En las últimas semanas, hemos sido testigos de dos lamentables casos de racismo en nuestro país.

¡Así no podemos avanzar! Hace solo unos días, los peruanos hemos visto en televisión abierta cómo la congresista Martha Chávez tuvo frases racistas en contra del exjefe del Gabinete Ministerial Vicente Zeballos.

1. Caso Martha Chávez

La parlamentaria mencionó que Zeballos debía ser designado como embajador de Bolivia por sus rasgos andinos.

Tras esta lamentable frase, Martha Chávez fue denunciada por las expresiones racistas y tuvo que pedir disculpas, casi de manera obligada.

Desafortunadamente, este no ha sido el único caso de racismo que hemos tenido que presenciar en las últimas semanas en el Perú.

2. Caso Aarón Cotrina Gómez

Antes del caso de Chávez, un joven en el distrito de Magdalena tuvo frases extremadamente racistas en contra del personal del serenazgo del lugar.

Aarón Cotrina Gómez no usaba mascarilla, por ello, los agentes se acercaron para pedirle que se la coloque, pero en lugar de acatar las normas, usó expresiones discriminatorias en contra del personal del distrito, resaltando que si había una multa “su papá la paga”

Tras hacerse viral el video, Cotrina dio declaraciones a RPP:

3. Caso Carlos Wiesse

En el mes de abril, el abogado Carlos Wiesse, en aparente estado de ebriedad, utilizó frases racistas en contra de la policía del Perú.

Si retrocedemos algunos años, recordamos que no solo en Lima suceden estos lamentables casos.

4. Caso Zuleika del Rosario Alatrista Andía

El año pasado, la ingeniera de la UCSM, Zuleika del Rosario Alatrista agredió a una trabajadora del Gobierno Regional de Arequipa.

En este caso, no solo se usaron frases racistas contra la vigía, sino que también hubo agresión física.

Si retrocedemos un poco más, recordamos a un joven en San Isidro, en aparente estado de ebriedad, que insultó de manera racista y discriminatoria a periodistas.

Desafortunadamente, los casos de racismo siguen vigentes en nuestro país (y en todo el mundo). Está en nuestras manos, educar a los más pequeños, para que vivamos en una sociedad libre de discriminación, pues todos tenemos los mismos derechos.

Te puede interesar

SÍGUENOS