Emma Stone rompió estereotipos en el cine y ella decidió cuando hacer un desnudo

Emma Stone reveló en una entrevista por qué tomó esta decisión luego de varios años en el cine.

Desde la aparición de los movimientos  #MeToo y Time’s Up se ha buscado romper los estereotipos y paradigmas desde una visión de igualdad en el mundo del cine. Es por esta razón que muchas actrices decidieron alzar su voz de protesta y denunciar casos de abusos dentro de esta conocida industria. Hace unos días, Emma Stone reveló su decisión de realizar un desnudo artístico en una de sus películas.

Podemos recordar a Emma Stone en la escena de cama que realiza con Olivia Colman en el papel de la reina Ana de Gran Bretaña en la película ‘The Favourite’, en la que ambas protagonizan un triángulo amoroso que completa Rachel Weisz dando vida a Lady Sarah Jennings Churchill. De hecho, fue ella la que decidió sin previo aviso y sobre la marcha realizar el primer desnudo de toda su carrera en el filme dirigido por Yorgos Lanthimos, y fueron los demás -el cineasta y su compañera de reparto- quienes reaccionaron con incomodidad a su propuesta, según reporta la publicación del portal La Opinión.

“En un primer momento estaba envuelta en una sábana, pero mientras estábamos rodando y después de hacer unas cuentas tomas, pregunté si podía sencillamente desnudarme. Me parecía que daría a Sarah [el personaje interpretado por Rachel Weisz] algo a lo que quedarse mirando al descubrir que el mío no llevaba nada puesto debajo de esa sábana", explica la actriz en una entrevista a The Hollywood Reporter.

Emma Stone asegura que gracias a su aplomo y profesionalismo, nació de ella realizar esta escena, sin tener que "ajustarse" a un guión impuesto por el director.

"Olivia fue la primera que me dijo que no lo hiciera, y Yorgos me preguntó muy serio si estaba segura de que eso era lo que quería hacer. Y les dije que absolutamente. Yo fui quien eligió hacerlo, para mí tenía sentido. Era como hacerle una especie de corte de manga al personaje de Sarah", concluye.

Ante estas declaraciones queda claro que los paradigmas en el mundo del cine van desapareciendo y que las mujeres son libres también de decidir al momento de realizar algunas escenas como las que Emma hizo como iniciativa propia sin sentirse presionada. 

Te puede interesar