• https://wapa.pe/entretenimiento/1390245-limon-perrito-lucha-volver-caminar-mascotas-animales-perros

‘Limón’: el perrito que lucha por volver a caminar

Necesita continuar con sus terapias por cinco meses y pañales. 

“Érase una vez un perro tan fuerte pero tan fuerte que solito, con tres limones en el cuello, sobrevivió a un distemper” escribe en su Facebook Daniel Marcatoma, el profesor de escultura que encontró hace dos meses a "Limón" cerca de un basural de Villa María del Triunfo.

Este cachorrito tiene secuelas de distemper, lo que le impide mover sus patitas traseras. Por lo general, esta enfermedad mata a los canes que la padecen, pero "Limón" sobrevivió y lucha todos los días para volver a correr y saltar como antes.

1

Foto: Andina

Cuando Daniel encontró a 'Limoncito', como cariñosamente lo llama, notó que solo podía arrastrarse. Lo llevó a un veterinario y allí recibió el peor diagnóstico que uno puede esperar cuando tiene mascotas: “tiene secuelas de distemper”, una enfermedad que se da cuando los perritos no se vacunan y afecta su sistema nervioso.

“En muchos casos sí pueden recuperarse, pero eso demora. Tu cachorro necesita mucha paciencia y terapias, me dijo el veterinario. Desde entonces hemos hecho todo lo posible para que se recupere, hemos recibido ayuda pero es insuficiente” cuenta Daniel a la Agencia Andina.

LIMONCILLO

Foto: Andina

Él junto a su esposa Maribel, docente de educación inicial, han emprendido desde hace varios años una noble labor rescatar de las calles a los perros abandonados.

 A través de las redes sociales, les buscan un hogar y se quedan con los que no logran encontrar uno. Así han formado una gran familia que incluye seis perros, un gato y "Limón".

Lenta mejoría

"Limón" lleva dos meses viajando interdiario en buses, taxis y combis desde Villa María del Triunfo hasta Surquillo para realizar sus terapias. Cada sesión dura una hora y cuesta 50 soles en promedio; a la semana Daniel y su esposa gastan 150 soles.

LIMON

Foto: Andina

 Al mes, el presupuesto destinado solo a las terapias alcanza los 600 soles, sin incluir movilidad, ni pañales y mucho menos comida.

“Con los ejercicios de las terapias ha recuperado bastante movilidad en las patas, tiene buen ánimo y más fortaleza.

 Estos procesos son lentos y puede tomar hasta cinco meses para ver resultados, por eso es que necesitamos apoyo económico para que continúe las terapias y no las abandone” explica Daniel mientras pasea a 'Limón' con su pequeña silla de ruedas en un parque de Surquillo.

Precisamente esta silla hecha con material reciclado fue una donación de Larissa Petrlik, una abogada que utiliza lo que otros botan y lo convierte en andadores para animales discapacitados.

 "Limón" tuvo la suerte de que uno de ellos llegue a sus patitas para desplazarse mejor. “Le ayuda a movilizarse un montón, él solito avanza y ya lo sabe manejar” cuenta Daniel mientras acaricia a su amigo canino en plena terapia.

“A nuestro paciente le estamos haciendo un tratamiento con láser que nos ayudará a relajar los músculos y estimular la regeneración de tejidos. Con la termoterapia, disminuimos la tensión muscular, luego hacemos un poco de ejercicios y pasa a la caminadora en donde nosotros le ayudamos en el movimiento de sus patitas traseras. Lo que falta es hacerle hidroterapia, espero que en dos semanas entremos al agua”, explica Antuanet Chujutali, terapista de la veterinaria Fisiovet, donde "Limón" lleva sus terapias.

Debido al fuerte daño neurológico, este perro demorará varios meses en recuperarse; sin embargo, está dando pasos agigantados y prueba de ello es que ya puede mover la cola y movilizar una pata trasera, pero todavía falta más y para lograrlo necesita nuestro apoyo.

Las personas interesadas en ayudar con las terapias y los pañales de "Limoncito" pueden comunicarse al celular de Daniel Marcatoma 957 113 411 o hacer sus donativos en su cuenta del BCP 19428530132014.

Gracias a su contribución, este cachorro podrá volver a correr, y ahora a los brazos de su padre adoptivo, aquel hombre que lo rescató de un basural y y le cambió la vida.

(Con información de Andina)

Te puede interesar