¿Por qué se celebra el Día de los Inocentes? Conoce el origen

Esta curiosa festividad tiene su origen en la trágica matanza de niños.

Cada 28 de diciembre se celebra el Día de los Inocentes, una fecha en el que las personas busca cualquier oportunidad para gastar bromas o burlarse de sus allegados. Hoy en día se trata de una fiesta alegre y divertida; sin embargo, su origen procede de un trágico episodio de la historia antigua.

De acuerdo a lo relatado en el Evangelio de San Mateo, la historia comienza cuando unos magos llegan a Jerusalén en busca del futuro Rey de Israel que según ellos acababa de nacer. Explicaron que habían visto aparecer su estrella en el oriente y recordaron la profecía del Antiguo Testamento que decía: "Cuando aparezca una nueva estrella en Israel, es que ha nacido un nuevo rey que reinará sobre todas las naciones.

Es entonces que Herodes, desconfiado y temeroso de perder su poder, pidió a los reyes magos que fueran en busca de este niño y volvieran para informarle de su paradero; pero el tiempo pasó y los sabios no regresaron.

historia

Pero, ¿por qué los reyes magos no volvieron? La historia cuenta que a través de sus sueños recibieron un aviso de Dios de que no volvieran a Jerusalén y regresaron a sus países por otros caminos, mientras Herodes se quedó furioso y sin poder saber dónde estaba el recién nacido.

Es por ello que Herodes mandó a rodear con su ejército la ciudad de Belén y ordenó a sus soldados a que mataran a todos los niños menores de dos años que se encontraban en el lugar y sus alrededores.

Ante esta situación, un ángel avisó a San José para que saliera huyendo hacia Egipto, y así, cuando llegaron los soldados de Herodes, el niño Jesús ya había abandonado Belén. Sin embargo, el ejército asesinó a todos los pequeños "Santos Inocentes" niños que habitaban la ciudad.

NO DEJES DE LEER: Pareja de esposos pasan vergüenza por "broma de gemidos" el día de su matrimonio [VIDEO]

La matanza tuvo lugar el día 28 de diciembre y, para recordar a las víctimas, la Iglesia Católica decidió instaurar esta fiesta como homenaje. Las celebraciones fueron unidas y paganas con el fin de que los distintos pueblos las asimilaran rápidamente.

broma

El día de los Santos Inocentes recogió este ambiente festivo y le concedió un tono más propio de jugarreta infantil que de libertinaje, aprovechando los diferentes significados que se le pueden dar al término “inocente” para convertirlo en un día en el que gastar bromas en un ambiente amigable y relajado.

Te puede interesar