Tres leyendas urbanas peruanas que te harán morir de miedo

Llega Halloween y nosotros queremos recordar tres leyendas urbanas de terror que  probablemente no te dejarán dormir.

El Halloween es una de las fecha favoritas para muchos de nosotros. Es el día más terrorífico del año y nos podemos disfrazar de lo que queramos. Si perteneces a este grupo de personas, nosotros te dejaremos tres leyendas urbanas peruanas para morir de miedo.

1.La enfermera sin cabeza del hospital Loayza

Los ciudadanos que conocen la leyenda indican que existía una enfermera en el Hospital Arzobispo Loayza que estaba a punto de casarse con un doctor, pero él tuvo que viajar para entregar unas invitaciones.

Cuando el médico hizo el viaje, terminó falleciendo en un accidente.

La enfermera quedó en shock por mucho tiempo. Sus colegas se llegaron a turnar para estar a su cuidado, pero cuando dejaron de prestarle mucha atención, ella se tiró por la ventana.

La caída no habría provocado su muerte ( ya que se trataba de un segundo piso) pero un grupo de trabajadores dejó sus herramientas en el lugar, por lo que al caer, se atravesó la cabeza con una de ellas.

Algunos pacientes revelan haber sido atendidos por una enfermera con otro uniforme, pero que jamás le llegaron a ver el rostro.

2

2.El fantasma del túnel de la Herradura

Los ciudadanos de Chorrillos conocen muy bien esta historia. Si llegas a ir esta playa en verano, no te olvides de preguntar por esta leyenda. Se dice que existe un fantasma que persigue a los conductores y pasajeros que pasan por el túnel de la playa La Herradura.

Lo particular del ente es que se puede presentar de dos formas. La primera es la de un anciano. Este hombre vivía cerca del túnel, pero un día fue atropellado por un auto, el vehículo le quitó una pierna y la vida.

También se dice que aparece un manco y según se cuenta, el fantasma está dentro del túnel para tratar de matar a quienes lo invoquen.

HERRADURA

3.El monje sin cabeza de Barranco

Si algún día estás de fiesta por Barranco (En Halloween) debes tener mucho cuidado.  Según la leyenda, el sacerdote perdió la cabeza con la campana de la iglesia. Otros dicen que llegó a ser decapitado por conductas indebidas.

Algunos barranquinos comentan que han llegado a ver al monje saliendo de la puerta.

BARRANCO

Te puede interesar