Municipalidad de Pachacámac multó con S/ 8.000 a encargado de realizar olla común

Según la comuna del distrito actuaron dentro de la normativa y negaron haber cometido hechos violentos.

Un grupo de vecinos de Manchay, en Pachacámac, denunció haber recibido una multa de S/ 8.000 por realizar una olla común en beneficio de todos los pobladores de la zona.

Sin embargo, la comuna explicó bajó qué circunstancias se impuso la sanción, además de negarse a haber actuado arbitrariamente.

¿Qué ocurrió realmente? 

César Villafranca, gerente de Fiscalización y Control de la Municipalidad de Pachacámac, contó a La República que el 1 de setiembre, recibieron una llamada para denunciar la instalación de un módulo en el cruce de las calles Elías Aguirre con Manuel Merino, en la Asociación San Judas Tadeo.

Personal edil fue hasta la zona y comprobó la presencia del módulo, aunque este aún no contaba con ollas ni ningún otro implemento. En dicha oportunidad se realizó un acta de fiscalización y se conminó a los organizadores a trasladarse a otro espacio, ya que estaban ocupando la vía pública e interferían con el paso de los camiones que pasan a diario, lo que podría generar un accidente.

Villafranca agrega que al día siguiente volvieron a llamar para quejarse porque el módulo seguía instalado. En esta oportunidad, los fiscalizadores y la Policía municipal acudió para poder hacer el retiro de la estructura “en cumplimiento de la normativa vigente”. Además, se impuso una multa de S/ 8.000 al señor Gresogenio Jaime Espinoza Paita, dirigente de la olla común, por invadir la vía pública.

Tras el incidente, la Municipalidad de Pachacámac señaló que conversaron con los encargados y se llegó a un acuerdo para que la olla común siga funcionando, pero bajo condiciones adecuadas.

Por tal motivo se han trasladado ha un área cedida por un vecino y la municipalidad les ha donado ollas, una cocina, además de víveres de primera necesidad. Asimismo, anunciaron que el alcalde ha decidido eliminar la multa contra el señor Espinoza.

La comuna reiteró que era necesario el retiro del módulo por ir contra las normas municipales y representar un riesgo para los moradores de la zona. También negaron haber hecho el desalojo de manera violenta, tal como denunció un testigo en declaraciones para RPP.

*Con información de La República.

Te puede interesar