Ancash: Enfermera con COVID-19 es despedida por no ir a trabajar

Fue despedida bajo el argumento de “abandono injustificado”, pese a informar de manera escrita y verbal a sus superiores sobre su malestar.

Contagiarse de coronavirus le costó ser despedida de su centro de labores en el hospital Eleazar Guzmán Barrón (Ancash). Una licenciada en enfermería, cuyo nombre se mantendrá en reserva, perdió su trabajo al ausentarse un día de sus actividades por presentar síntomas relacionados a la covid-19.

Dos días después de ser despedida pese a justificar la falta a sus superiores, el Instituto Nacional de Salud confirmó que la enfermera, que se desempeñaba en el área COVID-19 de dicho nosocomio, era portadora del virus.

Según relata, comenzó a sentirse mal a fines de mes. Por lo que solicitó al área de epidemiología que le realicen la prueba molecular, ya que no se les realizaba los controles rutinarios, pese a permanecer en la primera línea de defensa ante el coronavirus en Ancash.

La prueba se le hizo el 31 de mayo, pero los resultados iban a salir 5 días después. Sin embargo, la enfermera no esperó tanto tiempo pues el 3 de junio los malestares respiratorios que aquejaba le indicaron que era portadora del virus, imposibilitando que continua con sus labores sanitarias.

Fue cuando decidió remitir un documento escrito, además, de comunicarle verbalmente a Julia Avelino, quién se desempeña como su supervisora, para que se adopten las acciones correspondientes y no se vean perjudicadas las labores.

“Solo falté un día a trabajar porque me sentía mal, yo ya sospechaba que tenía la enfermedad, el 4 me doy con la sorpresa que me llega al Whatsapp la carta de despido, fue un baldazo de agua fría para mí, me siento decepcionada, he estado trabajando para combatir a este virus y recibo este trato. Es una injusticia”, señaló a un diario local.

La enfermera fue despedida bajo el argumento de “abandono injustificado”, mientras se enteraba que su prueba arrojo positivo para covid-19. En busca de una solución a uno de sus problemas, se dirigió al jefe de recursos humanos para mostrarle los resultados de la prueba pero solo recibió la respuesta de que “son directivas que no podemos pasar por alto”.

Colegio de Enfermería se pronuncia

Ante lo ocurrido, el decano del Colegio de Enfermería de Áncash, Miguel Ponce, lamentó el maltrato brindando a su colega, quien se desempeñaba en el área de coronavirus del nosocomio.

Comunicó que se adoptará las medidas legales respectivas en busca de hacer respetar la dignidad y el derecho al trabajo de la enfermera. “En ningún lugar del mundo a una persona que lucha contra el COVID-19 lo despiden. Estamos indignados por eso, sí nuestra agremiada no fue un día a trabajar es porque estaba mal, somos seres humanos”, señaló Ponce a Perú 21.

Te puede interesar

SÍGUENOS