El chapulín colorado y la lección de vida que se viralizó en las redes sociales

En 1987, Roberto Gómez Bolaños, brindó una entrevista donde habló del Chapulín Colorado, su respuesta cargada de sabiduría esta dando qué hablar en las redes sociales. 

 

 

Roberto Gómez Bolaños es muy querido y recordado por sus diversos personajes, uno de ellos es el Chapulín Colorado, y es que hace 31 años, el famoso artista brindó una entrevista a Jorge Guinzburg y Carlos Abrevaya en "La Noticia Rebelde". En ese tiempo, "Chespirito" habló sobre este papel y la respuesta que brindó, cargada de sabiduría esta dando qué hablar en las redes sociales. 

En aquel entonces, la época de los 80, los niños soñaban con tener los super poderes de Superman, el hombre de acero. O como He-Man, ese guerrero que adquiría poderes sobrehumanos. He ahí cuando don Roberto sacó una racionable conclusión del Chapulín colorado

Superman y He-Man no son héroes. Héroe es el Chapulín Colorado. El heroísmo no consiste en carecer de miedo, sino en superarlo. Aquellos no tienen miedo: Batman, Superman son todopoderosos, no pueden tener miedo". Pero en cambio, su personaje sí. Y lejos de ser su punto débil, es aquella su gran virtud. El Chapulín Colorado se muere de miedo: es torpe, débil, tonto, etcétera", enumeraba Chespirito.

chapulin

Es por esto que en sus historias se lo presentaba como "más ágil que una tortuga, más fuerte que un ratón, más noble que una lechuga, su escudo es un corazón…". "Y consciente de esas deficiencias, destacaba el humorista mexicano, se enfrenta al problema: ese es un héroe".

Al concluir Chespirito su corta exposición, sus entrevistadores se quedan impresionados por la exposición, hasta que Guinzburg le dice, asombrado: "Es filosófico eso. Yo pensé que era un autor cualquiera y (usted) es un filósofo". El remate es brillante: "¡No contaban con su astucia!".

Más sobre el Chapulín colorado

El Chapulín Colorado es una serie de televisión mexicana, parodia de los programas de superhéroes, creada por Chespirito. Fue transmitida en México por primera vez en 1970 como un segmento del programa Los supergenios de la mesa cuadrada.

Entre 1972 y 1979 pasó a tener su propio programa, al igual que su producción hermana, El Chavo del Ocho tuvo un capítulo final donde se agradeció a los espectadores. Pero luego continuó como un segmento de la serie Chespirito hasta 1993.

Su nombre se refiere a un chapulín (el nombre dado en México a una especie de saltamontes) de color rojo o colorado.

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS