Mujer ocultó que tenía la COVID-19 y en 42 días murió toda su familia

Tanto la mujer, como el esposo, su hija de 17 años y 2 niños de 4 años de edad, fallecieron a causa de la COVID-19.

La enfermedad de coronavirus continúa, dejando a su paso, historias desgarradoras y demuestra una vez más que no respeta la edad de una persona. Esta vez, el letal virus acabó con la vida de cinco miembros de una familia venezolana, entre ellos 3 menores de edad.

Según informaron medios internacionales, la madre de familia, de iniciales V.G. presentó los síntomas de la COVID-19 en la segunda semana del mes de diciembre del 2020, por lo que optó por realizarse una prueba de PCR que dio como resultado positivo.

De acuerdo a los medios de Venezuela, la mujer, de 33 años, le ocultó a su familia que tenía la enfermedad del coronavirus y les  aseguró que sus síntomas se debían a una simple gripe. Como consecuencia, su esposo, J.G., también de 33 años, acudió a una reunión familiar junto a otras 20 personas, pese a las restricciones que regían en ese momento en el estado de Táchira.

"Él se fue a la reunión, Las fiestas están prohibidas, pero se reunieron, quizás unas 20 personas. Tomó licor, habló con amigos, cuando recibió una llamada telefónica de su esposa. Ella le dijo que regresara, que no compartiera con nadie, porque ella tenía COVID-19", contó la hermana del esposo.

Cuando el hombre se enteró que su esposa tenía la enfermedad, llevó a sus 3 hijos a realizarse una prueba rápida, la cual dio como resultado negativo. Ante la situación, decidieron aislarse sin supervisión médica. 

Sin embargo, en la primera semana de enero 2021, la esposa comenzó a presentar fuertes complicaciones, por lo que el 14 de enero fue hospitalizada con neumonía.

Todos los miembros de una familia comenzaron a morir por la COVID-19

Toda la familia volvió a realizarse una prueba para la COVID-19. Esta vez, la PCR también arrojó resultados positivos tanto para el padre como los hijos.

El 16 de enero, el esposo también fue hospitalizado de emergencia. Dos días después, su situación empeoró. La mujer falleció el 18 de enero y su esposo el 19 del mismo mes.

El 27 de enero, la adolescente de 17 años, hija de los fallecidos, también se quejó de síntomas de la COVID-19. Ella fue hospitalizada y también falleció.

Horas después, los dos mellizos, de 4 años, ingresaron a una clínica con neumonía y el mismo día fallecieron.

Te puede interesar