Abuelo muere por COVID-19 tras ser contagiado por su nieta que salió de fiesta

En Estados Unidos, los casos por coronavirus continúan en aumento y todo a raíz por la imprudencia de las personas. 

La imprudencia cobró una nueva víctima por el temible coronavirus que azota al mundo, debido a que un abuelo falleció víctima de la COVID-19 tras ser contagiado por su nieta. Según los medios, la joven se infectó con la enfermedad tras salir a una fiesta y romper el aislamiento social. 

El trágico suceso se registró en Texas, Estados Unidos, donde una joven de 20 años acudió a una fiesta y luego, sin saber que estaba contagiada del nuevo coronavirus, visitó a su abuelo, quien desafortunadamente perdió la vida debido a la enfermedad, informó SDP Noticias.

De acuerdo a los medios estadounidenses que citaron al médico Joseph Chang, director del Hospital Parkland de la ciudad de Dallas, la nieta acudió a una fiesta en la que participaron sus amigos y después fue a la vivienda de sus abuelos, sin imaginar que tenía el virus en su organismo.

Joven contagió de coronavirus a sus abuelos 

A raíz del contacto con las personas de su hogar, sus abuelos terminaron infectados con la COVID-19, siendo el adulto mayor el más afectado por las complicaciones de la enfermedad, la cual terminó llevándolo a la muerte. 

Algunos días después, tanto la joven como su abuelo de 80 años fueron trasladados en un centro de salud y los derivaron a la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI), donde necesitaron de un respirador mecánico. Tras pasar 10 días internada, la joven despertó, pero su abuelo falleció a causa del coronavirus.

El titular del nosocomio habló sobre el lamentable incidente y señaló la urgencia de cumplir con el distanciamiento social, la cuarentena y las demás medidas preventivas, sobre todo cuando se comparte hogar con los grupos de riesgo, como los adultos mayores.

Jóvenes imprudentes ponen en riesgo a sus familias

Cabe recordar que esta no es la primera vez que un evento social tiene un final fatal. Un muchacho que no contuvo sus ganas para salir de juerga, terminó contagiando a un integrante de su familia que era especialmente vulnerable.

Este caso se registró a mediados de julio en el estado de Florida, cuando un joven salió con sus amigos una noche, acción que bastó para que llevara el coronavirus a su vivienda y propagara el patógeno a toda su familia, lo que afectó principalmente a su padre, de 42 años, quien padecía de diabetes y sobrepeso.

Te puede interesar