Anciano de 90 años protagoniza desgarradora despedida con su esposa antes de morir por coronavirus

El hombre de 90 años logró obtener permiso para estar al lado de su esposa con coronavirus durante sus últimos minutos de vida.

El coronavirus volvió a generar una desgarradora historia de despedida que se viralizó en las redes sociales, debido a que un anciano de 90 años aprovechó los últimos minutos de vida de su esposa para poder despedirse tras 30 años de matrimonio. 

Se trata de la triste realidad que el mundo afronta a raíz de la pandemia por el coronavirus, la cual se vio reflejada en una familia, la cual compartió un video del momento en que un esposo amoroso, de 90 años, se despidió de su esposa antes de que ella sucumbiera al virus.

Ancianos separados por la restricción de visitas en Florida

Sam Reck había estado casado con Alice "JoAnn" Reck, de 86 años, durante casi 30 años cuando el estado de Florida impuso la prohibición de visitantes en hogares de ancianos debido al brote de COVID-19.

JoAnn fue diagnosticada con demencia hace aproximadamente un año y había estado viviendo en un hogar de ancianos separada de su esposo. A pesar de la restricción, Sam, que vive en un edificio al lado del hogar de ancianos de su esposa, encontró la manera de mantenerse en contacto saludando a JoAnn desde el balcón de su apartamento, ganándose el apodo "Romeo y Julieta" de su comunidad.

Sin embargo, sus visitas distantes se detuvieron cuando JoAnn comenzó a mostrar síntomas de COVID-19 este mes y dio positivo por coronavirus en el Centro Médico Regional de Salud de Lakeland.

Prohibición de visitas tiene excepciones con el fin de una vida

Pese a que por lo general se prohíbe a los visitantes ingresar a los hospitales en medio de la pandemia, se hacen excepciones para las situaciones de fin de vida.

En un emotivo video capturado por su familia, Sam se vistió con un equipo protector completo para poder ver a su esposa en persona antes de que ella muriera. En ese momento, la pareja había estado físicamente separada durante meses.

Desgarradora despedida viralizada en redes sociales

"Nos pusieron a todos con todo el equipo de protección", dijo Sam a USA Today . "Podríamos haber parecido bastante siniestros, pero podríamos tomar su mano y hablar con ella para tratar de asegurarle que la amamos".

El hijo de JoAnn, Scott Hooper, le dijo a WFTS, afiliada de ABC, que su madre tuvo fiebre, tos y fatiga la semana pasada. Los médicos podrían haber puesto a JoAnn en un ventilador, pero el procedimiento habría sido muy doloroso para ella y la familia optó por los cuidados paliativos, según Hooper.

Cuando Sam abrazó a JoAnn por última vez, Hooper dijo que apenas había un ojo seco en la habitación.

"Fue mi esposa quien grabó el video, y recuerdo que todos en la habitación estaban llorando", recordó. "Recuerdo haber mirado a mi esposa, estaba llorando tanto que apenas podía sostener la cámara. Fue un momento muy emotivo".

Tras la visita, el anciano de 90 años presentó síntomas relacionados a la COVID-19, por lo que viene siendo atendido con medicamentos contra la enfermedad.

Te puede interesar

SÍGUENOS