Sean Connery, el legendario James Bond falleció a los 90 años

El actor británico Sean Connery recordado por su papel como el famoso espía James Bond falleció tras una larga trayectoria en la actuación.

Sean Connery, el legendario actor británico falleció a los 90 años, según informó este sábado su familia. El artista que fue considerado “el mejor James Bond de todos los tiempos” empezó en un humilde barrio de Edimburgo. Su nombre real era Thomas Sean Connery, fue el hijo mayor de Joseph y de Effie.

Sean Connery y sus inicios detrás del telón

A la edad de 20 años, sin trabajo, pero con brazos fuertes, un amigo lo recomendó como tramoyista en el King´s-Theatre. Terminó fascinado con el mundo que descubrió tras bastidores. Por eso, cuando tuvo la oportunidad de hacer de extra en la obra Sixty Glorious Years no dudo en aceptar. Entonces, dejó atrás el Tommy para convertirse en Sean Connery.

Poco a poco empezó a ganar experiencia y a hacerse conocido. Su nombre y su porte empezaron a llamar la atención. Trabajó en producciones como La frontera del amor de Terence Young y en Brumas de inquietud con Lana Turner. Mientras alternaba sus trabajos en el cine con la televisión inglesa y el teatro, en las librerías las novelas escritas por Ian Fleming y que eran protagonizadas por un agente secreto inglés causaban furor. El con el tiempo todos recordaríamos el nombre de Bond…James Bond.

El personaje de 007 era tan atractivo que dos productores decidieron llevarlo a la pantalla grande. Pero buscar al actor indicado no fue una tarea sencilla. Este debía ser sofisticado, verse siempre impecable, seducir al sexo femenino y acabar con los villanos con la misma elegancia.

James Bond una oportunidad de oro

Los productores, Cubby Broccoli y Harry Saltzman tenían en mente a Cary Grant, pero un millón de motivos, en este caso dólares, los hizo desistir de la idea. Fue así que empezaron a mencionar nombres de otros 200 actores como: Richard Burton, James Mason y Peter Finch; y, sin estar muy convencidos, convocaron a Connery. Pero fue su llegada, y el verlo caminar como una pantera, que hizo que el papel fuera suyo sin necesidad de una prueba de cámara. Eso sí, pasaron muchas semanas preparándolo para que sepa como comportarse, andar, hablar e incluso comer como un caballero inglés y no como un guerrero escocés.

Connery fue quien empezó la serie de James Bond con 007 contra el Dr. No en 1962 junto a la actriz Ursula Andress.

Fleming, que en un principio no lo quería por su acento quedó tan maravillado que introdujo en la saga un padre oriundo de Escocia como reconocimiento. El actor escocés se puso en la piel del espía británico en siete ocasiones hasta que lo sustituyó Roger Moore.

Con Bond, la categoría de sex simbol de Connery alcanzó nivel estratosfera. Es esos seres bendecidos por la genética, que sin recurrir a cirugías ni adoptar un estilo juvenil, el tiempo no los empeora, sino que los mejora. Fue de los hombres mejor vestidos del mundo y el rey de la masculinidad en los 60.

Te puede interesar

SÍGUENOS