Miguel Bosé: de ídolo musical a incitador de manifestaciones

Miguel Bosé dejó de sorprendernos con su talento en la música para promover manifestaciones contra la vacuna para el coronavirus.

La polémica ha rodeado a Miguel Bosé, a sus 64 años el reconocido ídolo musical se ha convertido en una persona obsesionada con las teorías de la conspiración, en un agitador e incitador de manifestaciones. Su última publicación en Instagram fue un video alentando a la concentración en Madrid para expresar su desacuerdo con las medidas de prevención en España por la COVID-19 y al uso obligatorio de las mascarillas.

“Estamos en total desacuerdo con la obligación de llevar la mascarilla a todas horas y en todos los lugares públicos (aunque estés solo)”, decía Bosé en el vídeo. A él como a los promotores de esta manifestación les parece una medida “desproporcionada y sin base científica”. “Te esperamos!!! ¡¡Allí estaré!!!”, concluía el cantante. La manifestación se celebró este domingo en la plaza de Colón de Madrid, pero no asistió artista.

El 1 de junio, el cantante publicaba sus primeros ataques. “Suiza, como los países nórdicos de Europa saben desde el principio de la gran mentira de los gobiernos, el de España incluido”, escribió en su muro junto a un vídeo en el que aparecen personas supuestamente en un momento de ocio en Ginebra.

Por otro lado, Miguel Bosé no la está pasando bien ya que espera la llegada del mes de octubre para asistir al juicio donde se conocerán los términos en que estarán las relaciones de los cuatro menores y las responsabilidades económicas del artista en lo que concerniente a su educación.

Asimismo, el artista se siente parte de la ‘resistencia’, ya que en sus tuits contra las vacunas y la tecnología 5G suele colocar el hashtag #yosoyLaResistencia. El cantante del cual admiramos muchas letras ha generado un caldo de cultivo con sus mensajes a sus seguidores de Twitter, los cuales son tres millones, dos millones y medio en Facebook y 900.000 en Instagram, más los millones de fans repartidos en el mundo.

Del amante bandido solo queda un recuerdo que dio paso a un hombre crispado y difícil de entender, como lo describen varios medios de su país.

 

Te puede interesar

SÍGUENOS