Meghan Markle contra familia real. “Si Kate fuera criticada, nadie lo toleraría”

Meghan de Sussex no toleró las diferencias entre el trato que recibía Kate Middleton y ella en la familia real.

Meghan Markle continúa generando controversia en el mundo, debido a que recientemente salieron a la luz las quejas por la indiferencia que sentía en la familia real ante el acoso y maltrato de la prensa británica durante su periodo como duquesa de Sussex

Según reveló el Daily Mail, Meghan Markle se quejó con sus amigos más íntimos de que si Kate Middleton fuera constantemente criticada implacablemente por la prensa, la familia real habría intervenido y rechazado la conducta de los tabloides británicos. 

Durante los dos años que estuvo como duquesa de Sussex, expuso toda la molestia y la gran diferencia que había entre ella y su cuñada ante los ojos de la prensa y los tratos de la reina Isable, quien la protegía. 

Meghan Markle tenía celos de Kate Middleton 

Una persona muy cercada a la duquesa de Sussex reveló que:  "Meghan dijo que si Kate fuera criticada, nadie lo hubiera soportado”, explicó un amigo de la esposa del príncipe Harry en declaraciones exclusivas al Daily Mail.

Markle cree firmemente que el accionar de la familia real con ciertos medios locales sería muy distinto si la esposa del príncipe William, sucesor al trono, hubiese sido sometida al mismo trato que recibió ella desde su boda con Harry en 2018.

Como se recuerda, la semana pasada los duques de Sussex anunciaron que dejarían de mantener contacto con cuatro tabloides del Reino Unido, incluido el Daily Mail, alegando el mal trato hacia Markle, de 38 años, quien además está en juicio con el citado medio. 

Pese a su anuncio, dentro del palacio dijeron que todos se sorprendieron por el accionar de los duques, el mismo informante afirmó: “Meghan dijo que nadie en la familia real debería sorprenderse con el anuncio y que necesitaba tomar una posición por ella y su hijo".

De acuerdo al Daily Mail, Harry expuso su molestia a su padre, el príncipe Carlos, y a su abuela, pero no consiguió respuesta. Ante la indiferencia, Markle tomó la drástica decisión de dejar el país para que los medios no “destruyeran su vida y matrimonio".

Meghan Markle y Harry abandonan a la familia real

Un hecho que conmocionó al mundo se produjo en enero, debido a que los duques de Sussex anunciaron que abandonarían sus deberes reales, se volverían financieramente independientes y dividirían su tiempo entre Norteamérica e Inglaterra.

“Meghan dijo que cuando vivía en Inglaterra, los medios la acosaban sin parar y Harry sabía que tenía que hacer algo dramático para protegerla a ella y a la familia. Dijo que estaba siendo tratada injustamente y que se molestaban por todo lo que hacía, incluso frotarse demasiado el vientre cuando estaba embarazada”, explicó el amigo, que se mantuvo en el anonimato, al citado medio.

Según revela el Daily Mail, Markle le dijo a su marido que no iba a pasar por la maternidad siendo criticada por cada pequeña cosa que hacía y que la única solución era tomar el control de sus propias vidas.

Después de anunciar su renuncia, Meghan y Harry se establecieron en una mansión alquilada frente al mar en la isla de Vancouver en Canadá, y luego se mudaron a Los Ángeles, ciudad en la que vive la madre de la duquesa, Doria Ragland.

Te puede interesar