Escapa de incendio llevando a su perro de 30 kilos en bicicleta

Ella dejó todas sus pertenencias personales y escapó junto a su mascota de 30 kilos.

¡No lo podía dejar abandonado! Una serie de incendios forestales han azotado a California en Estados Unidos. Diferentes personas y celebridades han perdido todas sus pertenencias por esta terrible catástrofe.

Una de ellas fue Natasha Wallace, una estudiante universitaria de Santa Rosa, quien estaba dentro del campus, cuando el incendió empezó a atacar el lugar. Ella no sabía cómo reaccionar, pero sí tenía sus prioridades bastante claras.

A raíz de estos incendios, muchos animales han sido víctimas de abandono, ya que la gente escapa y se olvida de ellos, sin embargo, la historia de Natasha no es la misma.

1

Foto: Natasha Wallace

Esta estudiante tiene un perro llamado Bentley, que pesa 30 kilos y es su mejor amigo. Ella regresaba a su hogar y empezó a ver que el incendio se estaba descontrolando. Esto significaba que su casa, sus pertenencias y su mascota estaban en peligro.

De la manera más rápida, agarró algunas de sus pertenencias más importantes, a su perro y lo llevó de manera directa al auto. Ella pensó que todo estaba mejor y que podría escapar.

Sin embargo, al alejarse unos kilómetros, no pudieron avanzar, ya que el tráfico fue detenido por los incendios. Todo se estaba saliendo de control.

Al ver esta terrible situación, Natasha bajó de su auto cogió una bolsa, metió a su perro dentro de ella, la colgó en su cuello, tomó su bicicleta y empezó a pedalear lo más fuerte que podía.

2

“Sabía que lo único que importaba era mi perro. Eso fue todo”, mencionó la mujer.

Una situación muy complicada, ya que pedalear con un perro de 30 kilos es bastante complicado, sin embargo, cuando hay amor, todo se puede. Ella se alejó a más de 3 kilómetros de la catástrofe.

¿Cómo no quererlo? Él fue muy obediente cuando ocurrió lo del incendio.

2

Felizmente, un chofer de camiones que estaba pasando por el lugar, se ofreció a ayudarlos. Sin embargo, Natasha Wallace perdió sus pertenencias y su casa, como los residentes de California. 

Esta historia nos demuestra que existen muchos seres humanos buenos en este mundo y con un gran corazón y amor hacia los animales. Ojalá todos fueran como Natasha. 

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS