Meghan Markle y el príncipe Harry reciben los primeros regalos para su bebé

Meghan Markle y el príncipe Harry fueron sorprendidos con tiernos regalos para su bebé durante su visita a Australia.

Los duques de Sussex, Meghan Markle y el príncipe Harry, recibieron los primeros regalos para su futuro bebé, un día después de que se anunciara que su nacimiento se espera para la primavera boreal del 2019.

"¡Nuestro primer regalo para el bebé!", exclamó la duquesa al recibir en Sídney un canguro de peluche y su cría. Además le obsequiaron un par de emblemáticas botas australianas de piel de cordero, según las imágenes divulgadas por la cadena australiana de televisión ABC.

Los regalos fueron entregados por el gobernador general de Australia, Peter Cosgrove, representante de la reina Isabel II en el país, y su esposa, durante el primer acto oficial de la pareja en su gira por Oceanía, que los llevará este mes a Fiyi, Tonga y Nueva Zelanda.

La recepción con el gobernador fue el primer acto oficial de la pareja desde que en la víspera se anunciara el nacimiento del que será el octavo bisnieto de la reina Isabel II, de 92 años.

Peter Cosgrove también les regaló un par de sombreros Akubra, que son típicos de las zonas rurales de Australia, aunque en las redes sociales los comentarios se centraron en la expresión del príncipe Harry al sostener las botas confeccionadas con piel de cordero.

 

REGALOS PARA EL BEBÉ REAL

 

"Le dieron a Harry y Meghan unas pequeñas botas Ugg y miren qué feliz está Harry", dice un mensaje publicado en una cuenta de Twitter seguidora de Meghan Markle.

La duquesa, que vestía de blanco, mostraba un incipiente vientre abultado y según la prensa llevaba unos pendientes en forma de mariposa que eran de Lady Di.

Otros usuarios y medios de comunicación locales divulgaron la fotografía en la que el duque de Sussex lucía una gran sonrisa mientras mostraba las botas para su bebé.

 

SONRISA DEL PRÍNCIPE HARRY

 

La pareja real también visitó el zoo Taronga, en el norte de Sídney, donde conocieron a dos bebés koalas bautizados en su honor tras la boda que ellos protagonizaron en mayo pasado, y participaron en la inauguración de un nuevo centro de investigación y educación sobre conservación.

Meghan y el príncipe Harry se desplazaron del zoológico a la Casa de la Ópera, en extremos opuestos de la bahía de Sídney, en una embarcación, para presenciar los ensayos de la compañía de danza aborigen Barranga Dance Theatre.

 

Duques con un koala

 

La Casa de la Ópera estaba vigilada por francotiradores y arropada por centenares de admiradores que se congregaron en las inmediaciones para ver a tan especiales visitantes.

Uno de los momentos emotivos fue cuando el príncipe recibió un abrazo de Daphne Dunne, de 98 años y viuda de un veterano de guerra, a quien ya besó en dos ocasiones en 2015 y 2017 en Australia.

Las imágenes transmitidas por televisión mostraron al príncipe conversando con la anciana, quien estaba en silla de ruedas, antes de que le presentara a su esposa.

 

Duques con una ancianita

 

Durante la visita a Australia la pareja también participará en la inauguración y clausura de los Juegos Invictus, que se celebrarán del 20 al 28 de octubre y que fueron creados por el príncipe Harry en 2014 para dar una oportunidad a los veteranos y personal militar en servicio con discapacidad.

La visita coincide con la publicación de una encuesta que revela que un 52,4 por ciento de las mil personas consultadas quiere que Australia se convierta en república, opción favorita del 58,6 por ciento de australianos de entre 25 y 34 años.

Con información de Efe.

 

Duques de Susex en Australia

Te puede interesar