Rusia 2018: estas son las fuertes amistades que se formaron en la selección peruana

La pasión por el fútbol formó una gran amistad en muchos jugadores de la selección peruana

A pesar que Perú no logró clasificar en el mundial Rusia 2018, la selección peruana tuvo una participación impecable y guerrera. Fue tanto el tiempo que pasaron juntos los jugadores, que muchos de ellos construyeron una fuerte amistad.

Una de las amistades más fuertes de la selección peruana es la de Luis Advíncula con Yoshimar Yotún.

Todo comenzó cuando el delantero conoció en el club Sporting Cristal a Yotún, quien ya jugaba ahí desde hace un año. La química fue instantánea al compartir ambos una gran pasión el fútbol.

Otro gran ejemplo de que el fútbol une destinos es el de Edison Flores y Andy Polo, jugadores que hicieron una gran amistad cuando solo tenían 10 años y comenzaban su carrera futbolística en el equipo de menores de Universitario de Deportes.

Una de las amistades más fuertes e inquebrantables de nuestra selección es la de Paolo Guerrero y Jefferson Farfán. Ambos se conocieron en el colegio, pero fue el amor por el fútbol y por el Perú lo que los unió más que nunca.

Cuando pertenecieron a la división de menores de Alianza Lima, Farfán y Guerrero supieron que no descansarían hasta alcanzar su máximo sueño: llevar al Perú a un mundial.

Su amistad se vio reflejada en su máximo esplendor cuando Jeffferson Farfán elevó la camiseta de Paolo Guerrero cuando ganamos en el repechaje con Nueva Zelanda.

En el último partido de Perú en el mundial Rusia 2018, Farfán no pudo participar por haber sufrido un golpe en la cabeza durante el entrenamiento; sin embargo, estuvo más presente que nunca luego de que Paolo Guerrero utilizara su camiseta con el número 10.  

Te puede interesar

VIDEO TIPS

SÍGUENOS