Familiares de civil muerto en fallida intervención exigen justicia

La viuda de Raymundo Choque Cerso detalló que su esposo intentaba ayudar a policías agredidos.  

La familia de Raymundo Choque Cerso, civil que murió de un impacto de bala en la fallida intervención a un grupo de personas de jugaba fulbito en una loza deportiva en el Callao, exigió a las autoridades que se haga justicia.

Su esposa, Gladys Hernández, además, reveló nuevos detalles de lo que habría sucedido para que los miembros de la PNP hagan uso de su arma de fuego.

“Él había ido a la cancha a conversar con sus amigos. Había unos jóvenes que sí estaban jugando pelota, pero de pronto ha venido un contingente de marinos y policías a sacar a los chicos que estaban jugando”, comenzó relatando.

“Los de la Marina han entrado a la cancha y toda la gente ha salido. Por ahí me imagino que comenzaron a lanzar palabras soeces y uno de los policías ha comenzado a darles con un palo a dos chicos”, agregó Hernández.

La viuda detalló que su marido no se encontraba en el grupo de jóvenes intervenidos, sino que se acercó, con otro grupo de hombres, para detener la violencia contra los dos policías, pero sus acciones fueron malinterpretadas.

“Mi esposo junto con los otros señores han querido apaciguar la situación para que no haya agresión, sin embargo, otro llegó a lesionar al policía y el policía cae. Mi esposo ha querido levantar al policía que estaba en el suelo y ha venido por detrás y le ha tirado un balazo. Lo mató. Ha sido un asesinato”, aseveró.

En estado de coma

La Policía Nacional del Perú indicó que el agente Javier Silva Zelada, herido en la intervención, se encuentra en “estado de coma por traumatismo encéfalo craneal grave”.

En un comunicado, la PNP informó que Silva Zelada, tras ser atacado con “golpes y objetos”, está internado en el Hospital Central de la Policía. El alférez Marco Mancilla Quiroz, quien fue diagnosticado con traumatismo facial grave, se encuentra en el mismo nosocomio.

Te puede interesar

SÍGUENOS