Joven es acusado de matar a su madre junto a su novia para quedarse con herencia

El presunto parricidio se cometió en el 2018, pero nuevas evidencias demostrarían que la mujer de 44 años no murió de forma natural.   

Ángel Jefferson Romero Véliz y su pareja, Joselyn Beatriz Ramos Sasi, son acusados de asesinar a Ingrid Maritza Véliz Sosa (44), madre de Ángel. La mujer falleció en febrero de 2018, pero recientes indicios señalan al menor de sus hijos como el parricida.

“Hubo una serie de contradicciones en las declaraciones que ellos venían proporcionando con respecto a lo que había sucedido el 19 de febrero del 2018”, explicó el Coronel PNP Erick Ángeles, jefe de la División de Homicidios de la Dirincri.

A ello se sumó el certificado de necropsia que se le realizó al cadáver de Véliz Sosa, donde indica que la señora no falleció de muerte natural, sino por golpes en la cabeza y cuerpo por un objeto contundente.

En un principio, la versión que manejaban las autoridades era que el menor de los hijos, junto a su enamorada, trasladó a su madre al hospital Hipólito Unanue porque esta se sentía mal. Horas después, fue declarada muerta. Tras retirar el cuerpo, sus hijos optaron por cremarla.

Con la nueva información, la policía realizó nuevos peritajes en la vivienda de la familia en Santa Anita. La prueba de Luminol que se ejecutó en el cuarto de la difunta les permitió a los efectivos hallar rastros de sangre.

Con las nuevas evidencias, refuerzan la hipótesis que maneja la policía sobre un posible parricidio y que el móvil del asesinato habría sido la ambición la herencia: la casa de cuatro pisos y las propiedades de la madre.

Te puede interesar