Anciano con alzheimer convivió cinco días con el cadáver de su esposa fallecida por COVID-19

Anciano de 80 años tuvo que vivir al lado del cadáver de su esposa, debido al abandono por parte de las autoridades.

En Cusco, un adulto mayor de 80 años de edad tuvo que permanecer con el cadáver de su esposa fallecida a causa de la COVID-19 durante cinco días en un cuarto alquilado ubicado en el distrito de Santiago.

El anciano fue identificado como Erasmo Sarmiento quien arrendaba un cuarto junto a su esposa fallecida, Margarita Aime, de 75 años, según informaron sus vecinos del Pueblo Joven Chocco.

Tras dar aviso sobre el fallecimiento de la mujer, las autoridades sanitarias se acercaron al domicilio para aplicar todos los protocolos necesarios y proceder a embolsar el cuerpo de la anciana para que puedan llevárselo posteriormente. Sin embargo, el personal de salud nunca regresó.

Cabe señalar que los vecinos del lugar llamó en reiteradas ocasiones a la policía, que indicó que la Diresa se debía hacer cargo de este caso. No obstante, la Diresa les comunico a los pobladores que el cuerpo debe ser enterrado por los familiares de la víctima.

Anciano padece de alzheimer y necesita ayuda

El señor sufre de Alzheimer, le preguntas sobre su esposa y él dice que se ha ido a trabajar, él no tiene recursos económicos, la municipalidad debería de apoyarlo y también debería desinfectar su vivienda y todo el barrio”, señaló la dirigente vecinal María Canchi.

Finalmente, luego de cinco días, los restos de la anciana fueron trasladados a la Morgue de Cusco. Asimismo, los vecinos del lugar piden ayuda para el señor Sarmiento, debido a su precaria situación económica.

Te puede interesar