Extinción masiva de la humanidad comenzaría en el 2030, plantea científico británico

El aterrador escenario daría inició en la siguiente década, ya conocida como el comienzo del fin de la raza humana.

Si no solucionamos los cambios climáticos provenientes del calentamiento global o la sobreexplotación de recursos, la humanidad se enfrenta a una sexta extinción masiva, según el célebre científico y divulgador naturalista británico Sir David Attenborough.

“El mundo natural se desvanece. La evidencia está por todas partes. Ha sucedido durante mi vida. Lo he visto con mis propios ojos. Si no actuamos ahora, nos llevará a la destrucción. La catástrofe será inconmensurablemente más destructiva que Chernobyl”, describió el científico de ya 94 años.

Según sus investigaciones, la humanidad solo tiene dos caminos, o presenta un cambio en su convivencia con la naturaleza para salvar la Tierra o se prepara para un futuro desolador lleno de inundaciones, sequías y un océano devenido en ácido.

“Nos enfrentamos a la posibilidad real de una sexta extinción masiva, causada por acciones humanas”, auguró Attenborough en su nuevo libro A Life on Our Planet (Una vida en nuestro planeta).

Somos el problema

El experto afirmó que una posible extinción de la raza humana no se daría por los problemas que conllevan el cambio climático, sino por las acciones de alguien nacido en estos tiempos.

“Se han identificado nueve umbrales críticos integrados en el medio ambiente de la Tierra: cambio climático, uso de fertilizantes, conversión de tierras, pérdida de biodiversidad, contaminación del aire, agotamiento de la capa de ozono, acidificación de los océanos, contaminación química y extracciones de agua dulce”, sostuvo el científico.

Si no consolidamos un cambio como especie, en el 2030 comenzará el fin y se daría por culpa de la indiscriminada deforestación y quema ilegal en la cuenca del Amazonas. El pulmón del mundo podría reducirse en un 75 por ciento.

Esto provocaría reducción de la, por ende, escases de agua en las ciudades y tierras agrícolas. “La producción de alimentos se vería radicalmente afectada. La pérdida de biodiversidad sería catastrófica”, explicó Attenborough.

Tras ello, en las décadas siguientes, seremos testigos de una serie de sucesos desafortunados. En el 2050, los deshielos en el Ártico comenzarán antes y las heladas llegarán más tarde, lo que ocasionará la extinción de muchas especies. Todo el océano se volverá ácido y la producción mundial de alimentos entrará en un punto crítico.

Ya para el 2100, el mundo salvaje habrá “desaparecido por completo”. “La sexta extinción masiva de la Tierra se volvería imparable”, según el científico.

Podemos ser la solución

Entre las soluciones, Attenborough manifestó que debemos hacer hincapié en la sostenibilidad, energía limpia, la reconstrucción de los océanos, ocupar menos espacio y ralentizar el crecimiento de la población.

Te puede interesar

SÍGUENOS