“Nueva normalidad”: 5 pasos para mejorar la relación entre padres, hijas e hijos adolescentes

La pandemia originada por el coronavirus ha obligado al mundo entero a cambiar su estilo de vida a fin de evitar la propagación.

La pandemia originada por el coronavirus ha obligado al mundo entero a cambiar su estilo de vida a fin de evitar la propagación. Desde cuarentenas impuestas por gobiernos, aislamientos voluntarios, clases en línea, trabajo remoto, entre otros.

Si bien estas alternativas nos protegen ante un posible rebrote, también nos están sofocando en cuanto al repentino cambio de nuestros hábitos, especialmente en los jóvenes, intensificando los comportamientos propios de su edad.

Por ello, el colegio Jean Le Boulch nos brinda 5 recomendaciones para mejorar la relación entre padres e hijos adolescentes.

Ante todo, tranquilidad: El virus es nuevo y cada mes tenemos un avance sobre su contagio y sus posibilidades afrontarlo, por ello se sugiere propiciar un ambiente tranquilo, donde nuestros hijos se sientan seguros, libre de presiones y evitar las noticias alarmantes, fatalistas que circulan en el ambiente.  Recuerden que ellos tienen acceso a las redes y manejan información que debemos abordar con serenidad, objetividad y ser empáticos. Hay que darles la tranquilidad a tus hijos de que si hubiera algún contagio estamos preparados para afrontar la emergencia de manera adecuada, que si uno toma sus precauciones no debe haber mayor dificultad.

Propicia el diálogo:  en una situación como esta, tanto adultos como los jóvenes experimentamos mayores niveles de ansiedad por el futuro. Es bueno propiciar espacios para dialogar y escuchar las preocupaciones de los chicos, que ellos se expresen sin que sus opiniones sean juzgadas o minimizadas, solo escúchalos y si piden tu opinión sé lo más sincero y sereno al responder.

(Foto/elisoler)

La confianza es fundamental:  en momentos que todos estamos presionados por el encierro, la pandemia, la incertidumbre del futuro, lo mejor es confiar en tus hijos, que ellos  sean responsables de manejar sus obligaciones, las tareas de la escuela y el hogar,  su tiempo libre o de ocio.  Con ello promoverás que sea autónomo, elevarás su autoestima (confío en que tú puedes), bajarás los niveles de estrés, frente  al estar controlándolo , persiguiéndolo y diciéndole qué  hacer. Y lo más importante, mejorarás la relación, irás convirtiéndola en una relación de confianza, de amistad y amor en lugar de una relación tensa, de órdenes, control y desconfianza.

Establece acuerdos, compromisos: dialoga con tus hijos lo que necesitas de ellos , por ejemplo, que asistan a clases, que estudien , que hagan los trabajos escolares y de la casa ( lavar los platos, sacar al perro a pasear, entre otros) y escucha a tus hijos sobre sus necesidades: conversar con sus amigos, investigar sobre algún interés, leer, ver series o videos juegos . A partir de ello, pregunta ¿cómo hacer para para que ambos se queden satisfechos? Y es seguro que los adolescentes les darán varias alternativas, solo hay que escucharlos. RECUERDA: “¡Confío en ti! es más poderoso que cualquier amenaza o castigo “

Compartir actividades: Esta coyuntura ha permitido que padres, madres e hijos se acerquen más y aprovechen el tiempo para realizar actividades en conjunto. Hay que generar espacios de interacción en casa como las comidas, juegos online o de mesa, lectura, ver películas, cocinar u otra actividad atractiva para ambos. Estas actividades fortalecerán la relación y la confianza para conversar diversos temas que sean de interés para sus hijos. En el Colegio Jean Le Boulch tenemos las reuniones de convivencia que buscan integrar a los chicos a través del intercambio de ideas para el aula, experiencias, juegos, actividades artísticas o la elaboración de un postre.

Te puede interesar

SÍGUENOS