Papa Francisco: “Qué triste si para la vacuna se diese prioridad a los más ricos”

El pontífice argentino teme que los pobres sean olvidados a la hora de proteger a la población mundial en contra del coronavirus.

Adelantándose a los hechos, el papa Francisco advirtió de la posibilidad que la vacuna del coronavirus sea propiedad de una sola nación y no llegue a todos. O inclusive peor: que solo se dé prioridad a los más ricos, dejando de lado a la población vulnerable por la pobreza.

“Qué triste sería si para la vacuna de la COVID-19 se diese prioridad a los más ricos. Qué triste si fuera propiedad de una sola nación y no de todos”, señaló Francisco durante la audiencia general celebrada por motivos de seguridad en el palacio apostólico.

En ese sentir, el pontífice argentino destacó que “la pandemia ha puesto al descubierto la difícil situación de los pobres y la grande desigualdad que reina en el mundo” y que “el virus, aunque no hace excepciones entre las personas, ha encontrado en su devastador camino, grandes desigualdades y discriminación” y las ha “incrementado”.

Por ello, agregó que la respuesta a la pandemia es "doble" pues por un lado "es imperativo encontrar la cura para un virus pequeño pero terrible, que pone de rodillas al mundo entero", pero por otro lado "debemos cuidarnos de un gran virus, el de la injusticia social, de la desigualdad de oportunidades, de marginación y desprotección de los más débiles".

Respecto a volver a normalizar y reanudar las actividades económicas, Francisco instó a que esta “normalidad no debería comprender las injusticias sociales y la degradación del medio ambiente”.

Para el papa, la pandemia nos da la oportunidad de construir “algo diferente” como “hacer crecer una economía de desarrollo integral de los pobres y no del bienestar”.

"Si el virus volviera a intensificarse en un mundo injusto para los pobres y la mayoría de las personas vulnerables, debemos cambiar este mundo", aseveró.

Con información de EFE.

Te puede interesar