• https://wapa.pe/mujer/1387858-razones-tia-mejor-mundo-sobrinos-amor-familia

Razones por las que ser tía es lo mejor del mundo

Estas son las maravillas que sientes cuando tu hermana tiene un bebé

Muchas veces hemos escuchado que ser madre es algo maravilloso; pero, tener sobrinos también lo es. Y es que convertirse en tía es una de las situaciones más emocionantes que se pueden experimentar en la vida.

Las tías somos la versión "cool" de una mamá ya que aportamos la parte divertida y emocionante a la vida de nuestros sobrinos y lo mejor de todo es que no tenemos que regañarlos por los detalles más simples, porque eso es tarea de los papás.

Poder compartir tiempo con los sobrinos nos brinda felicidad y bienestar. Ante ello, a continuación, te mencionamos las maravillas que hay entre no ser madre, pero ser hermana y haber vivido parte de una historia con ella te marca muchísimo.

Te explota el corazón

Tu corazón crece con cada sobrino o sobrina que nace. Eso de que en el corazón de las madres siempre hay espacio para uno más también aplica a las tías.

Vuelves a ser una niña

Tienes la oportunidad de hacer con tus sobrinos todo lo que no hiciste cuando eras niña. O mejor, puedes volver a jugar con ellos a los mejores juegos de tu infancia y adolescencia.

Son tu espejo

Te ves reflejada en ellos. No solo porque ves tu infancia al lado de tu hermana, también te sirve para recordar a través de otra perspectiva la crianza que tus padres les dieron. Cuando ves el trabajo que da cuidar a un bebé, piensas en cómo tu madre cuidaba de ti y tus hermanos.

Toda la diversión, cero responsabilidades

Puedes intentar cosas absurdas. Como eres la tía, no tienes que encarar la responsabilidad de una alimentación balanceada o tener que decirle “no” a tus sobrinos. Les das todo y eres la tía cool.

Potencian tu creatividad

Te obligan a desarrollar un talento especial para responder preguntas incómodas. Así, desarrollan tu creatividad a un nivel mucho más complejo y superior.

Son cómplices

Te hacen reír cuando dicen cosas inapropiadas o pronuncian mal alguna palabra. Lo que sus padres no saben es que tú se las enseñaste en secreto.

Te ayudan a ser más responsable

Ser tía y tener la oportunidad de cuidar a un niño te introduce en las responsabilidades que implica tener un hijo. De esa forma, puedes notar si estás preparada para eso.

Entonces, si acabas de tener sobrinos, si estás a punto de tenerlos o si ya los posees, podrás corroborar todo lo mencionado anteriormente. Recuerda que no hay nada mejor que disfrutar los mejores momentos al lado de tus seres queridos.

Te puede interesar

X