Depresión durante el embarazo afecta a los recién nacidos, según estudios científicos

La depresión durante el embarazo afecta seriamente a los bebés. Descubre aquí el por qué

Ser madre es lo más maravilloso que le puede pasar a una mujer; sin embargo, hay cosas que suelen empañar este hermoso momento. Por ejemplo, la depresión en las madres gestantes puede afectar a los bebés, mientras ellos están en el útero. Esto hace haya cambios en el comportamiento y la biología de los recién nacidos.

Una investigación de la Universidad King’s College de Londres afirma todo esto. Además que un estudio publicado en la revista 'Psychoneuroendocrinology' demuestra respalda esto, ya que analizó a 106 mujeres.

En este estudio se descubrió que los bebés nacidos de las madres que estaban deprimidas durante el embarazo mostraron un comportamiento alterado, poco después del nacimiento en comparación con los bebés de madres sanas.

Pero estas alteraciones no solo se vieron en el comportamiento, también se vio en los cambios biológicos en respuesta al estrés al año de edad.

Las 106 mujeres que analizaron estaban con 25 semanas de embarazo, solo 49 féminas tenían trastorno depresivo mayor, mientras que las otras 57 estaban sanas. Los científicos tomaron sangre de cada una de ellas a las 27 semanas de embarazo para medir la inflamación y evaluar si la depresión pone al cuerpo de las madres bajo presión similar a una infección.

Cuando tuvieron los resultados mostraron un aumento de la inflamación y el aumento en los niveles de cortisol tanto por la noche como al despertarse. Las mujeres con depresión dieron a luz ocho días antes que el grupo de control.

Ahí evaluaron a los recién nacidos, después de seis días, y descubrieron que no reaccionaban de la misma manera a los estímulos como el ruido y la luz, ya que tenían un rendimiento inferior a los del grupo de control.

“Ya sabíamos que los niños nacidos de madres que estaban deprimidas durante el embarazo corren más riesgo de desarrollar depresión cuando llegar a la edad adulta, y este estudio identifica un mecanismo biológico importante que podría explicar este efecto. Curiosamente, los cambios conductuales y biológicos en el bebé no se deben a la depresión postnatal de las madres, sino únicamente a la depresión en el embarazo, lo que destaca la importancia del entorno intrauterino”, aseguró Carmine M. Pariante, autora principal del informe y profesora de Psiquiatría Biológica en el Instituto de Psiquiatría, Psicología y Neurociencia del King's College de Londres.

 

Te puede interesar