¿Qué tan importante es que una gestante tome ácido fólico?

Se recomienda que las mujeres gestantes tomen un complemento vitamínico de 400 microgramos de ácido fólico y lleven una dieta saludable.

El ácido fólico es un complemento indispensable durante el embarazo. Pertenece al grupo de las vitaminas B (vitaminas implicadas en el metabolismo humano) y su función es la de prevenir los defectos del tubo neural, es decir, aquellos problemas que puedan surgir en el cerebro o en la médula espinal del bebé.

Tomar esta vitamina antes de la concepción y en las primeras semanas del embarazo permite reducir el riesgo de desarrollar este tipo de complicaciones, ya que en general, suelen producirse antes de que las mujeres conozcan su embarazo.

Pero, ¿qué pasa si no tomas ácido fólico en el embarazo?  Aquí te damos una contundente respuesta según los especialistas.

El ácido fólico ayuda a prevenir defectos en el corazón de tu bebé, el labio leporino y la temida preeclampsia, entre otras complicaciones. No tomarlo significaría que te expones a un mayor riesgo de padecer cualquiera de estos problemas de salud, además de poner en peligro a tu futuro hijo o hija.

Según el ginecólogo Jorge Campos del consultorio Migineco, se recomienda que todas las mujeres en condiciones de quedar embarazadas tomen un complemento vitamínico de 400 microgramos de ácido fólico como parte de una dieta saludable. Lo ideal es unos tres meses antes de gestar.

En la dieta se debe incluir alimentos ricos en ácido fólico como por ejemplo: la harina, el arroz, la pasta, el pan y los cereales y en folato, es decir, la forma natural del ácido fólico que se encuentra en algunos alimentos como son las verduras de hojas verdes, las legumbres o las naranjas.

Te puede interesar