¡Relájate y engríete un poco! Tips de una especialista para armar tu propio spa en casa

Sigue los tips de esta especialista para armar tu propio spa en casa y conseguir la relajación que necesitas.

Estamos todos confinados en casa por el coronavirus. Eso nos crea todo tipo de sentimientos como ansiedad y tristeza. Pero, ¿por qué no aprovechamos el tiempo en nuestro hogar para hacer una rutina de belleza que nos haga sentir un poco mejor?

Isabelle Picou, Directora de Relaciones Públicas de Clarins ha querido compartir su larga experiencia en la casa francesa y en los consejos que ha recibido por parte del fundador de la marca y de sus hijos sobre cómo crear tu propio spa en casa: "Porque la belleza es muy sana, sube la moral y te hace sentirte segura. Ponerse guapa es una terapia", explica Picou.

Cada día después de la ducha nos hidrataremos la piel y nos maquillaremos como si fuéramos a salir a trabajar, pero con más atención, disfrutando de la sensorialidad que los cosméticos nos ofrecen. Vamos a ponernos pendientes y colgantes. El reloj y los anillos sobran porque nos tenemos que lavar las manos a menudo.

Una o 2 veces a la semana vamos a preparar nuestro cuarto de baño como si fuera nuestro santuario, un lugar para la paz interior... Primero ventilamos bien la zona, encendemos velas y ponemos una música relajante, a nuestro gusto... los sonidos de la naturaleza también son benéficos para el espíritu.

Primero una ducha, aquí vamos a exfoliar la piel de nuestro producto favorito para quitar las células muertas y las toxinas. Nos permitirá obtener una piel suave como la de un bebé y nos prepara para el baño fitoaromaterapéutico.

Si tenemos bañera, nos preparamos un baño de burbujas. El agua debe ser tibia (recordar que el baño demasiado caliente es el primer enemigo de la firmeza de la piel). Después de 10 minutos en la bañera escuchando música y disfrutando de la suave luz de las velas, salimos del baño y aplicamos sobre la piel una crema o aceite hidratante en todo el cuerpo.

Pasamos a la rutina de rostro. Exfoliamos la piel y después aplicamos una de las mascarillas para el cuidado facial que necesitemos para acatar nuestra necesidad específica. Nos limpiamos con agua, aplicamos un tónico para luego pasar al contorno de ojos y la crema de noche.

Nos ponemos ropa cómoda y disfrutamos de una buena película antes de dormir como una reina. ¡Eso sí que es vida! Después de todo, todos merecemos un momento de paz, serenidad y mimos, sobre todo en tiempos como estos.

Te puede interesar