Mascarillas de pepino: ingrediente natural para el cuidado de tu piel

No hay nada mejor que usar ingredientes 100% naturales para cuidar la piel y tener un cutis saludable. Conoce los beneficios del pepino.

La madre naturaleza nos ha regalado muchos ingredientes que son perfectos aliados para el cuidado de nuestra piel y salud en general. Cúrcuma, miel, sábila, aceites esenciales, entre otros. Entre ellos está el pepino con el que se puede hacer mascarillas o usarlo en su estado original.

¿Cuáles son las propiedades del pepino?

Contrario a lo que mucha gente piensa, el pepino no es una verdura es una fruta, este contiene 97% de agua, por lo que es un excelente hidratante natural para la piel. Además, tiene vitaminas B y C con propiedades suavizantes. Si revisamos la mayoría de productos de belleza estos llevan pepino como ingrediente principal.

¿Funciona de maravilla?

Para empezar, no hay nada mejor que usar ingredientes que vengan la tierra, ya que estos aportarán grandes beneficios al organismo. Ya sea que los comas o te los apliques en la piel.

Mascarilla de pepino

Hacerte una mascarilla de pepino revitaliza la piel, pues consigue que recupere la hidratación y elasticidad natural. Utilizar esta fruta hará que tu epidermis se sienta más suave.

Tu cutis recupera su tonalidad gracias a las enzimas blanqueadoras que le regresan el aspecto joven y radiante. Así que, si usas constante el pepino en tu rostro tendrás la humectación e hidratación necesaria.

Sus semillas tienen vitamina E y potasio, que ayudan a disminuir las líneas de expresión y arrugas, principales signos de envejecimiento. Además, desinflama los ojos gracias al ácido ascórbico, pues reduce la retención de agua. También hidrata la zona y estimula la buena circulación, por lo que el tono de la piel se vuelve uniforme.

Alivia quemaduras causadas por el sol, pues refresca e hidrata la zona.

Si quieres probar sus beneficios aquí te dejamos una receta de mascarilla de pepino con avena para las arrugas.

Ingredientes

- ½ pepino

- 2 cucharadas de avena

- ½ limón

- 1 cucharada de miel

Modo de preparación y aplicación:

Primero debes pelas el pepino y licuarlo todo, revisa que quede como una pasta homogénea. Prepara tu rostro haciendo una limpieza con jabón neutro y agua templada.

Aplicación

Comienzas por las zonas donde ves señales de arrugas y deja que actué durante unos 15 a 20 minutos, luego retira con mucha agua. Trata de aplicarte esta mascarilla dos o tres veces por semana y te sugerimos usarla de preferencia por la noche para que solo uses tu crema humectante para dormir.

Te puede interesar

SÍGUENOS