Carla Tello contó a sus seguidores de Instagram cómo es su nueva pareja

La periodista Carla Tello reveló a sus seguidores de Instagram que se ha dado una nueva oportunidad en el amor tras divorciarse de Junior Silva.

A través de sus historias de Instagram, la periodista Carla Tello, dejó sorprendidos a sus seguidores al confesar que empezó una nueva relación. La comunicadora respondió la pregunta de un usuario de la red social: “¿Tienes novio? ¿Qué actitud buscas en un hombre?”.

La respuesta de Tello fue definitiva: “Sí, yo tengo novio”, además se animó a describir más a su pareja y expresar su admiración por él, aunque prefirió no revelar su identidad.

“Yo, si tengo novio. Lo que me gustó de él es que es un hombre muy confiado en sí mismo, perseverante, positivo, inteligente y cariñoso”, expresó la conductora de Canal N.

Carla Tello se da una nueva oportunidad en el amor

Cabe mencionar, que la periodista de Canal N contrajo matrimonio con Junior Silva en abril de 2019, en la ciudad de Las Vegas, no obstante, tras seis meses, la pareja sorprendió con su separación. Los motivos solo ellos lo conocen.

“Hemos dejado la relación hace un mes aproximadamente. Lamentablemente se dio así, las razones (de la separación) me las guardo para mí, es un tema privado, un poco penoso”, contó Carla Tello al diario Trome.

Asimismo, comentó sobre el proceso de divorcio con el actor de “Al fondo hay sitio”, ya que, al parecer aún no se pueden separar legalmente. “No nos podemos divorciar hasta cumplir dos años de casados. Tendremos que esperar”.

Carla Tello: "Cambié el chip para sentirme mejor"

Por otro lado, hace unos meses Carla Tello compartió en Instagram que logró perder 18 kilos, y aclaró que no se realizó ninguna operación, sino que ha aprendido a comer saludable y realizar más actividad física.

“En diciembre del 2019 había llegado a mi peso máximo sin darme si quiera cuenta. Los antojitos, las salidas, la ansiedad, habían hecho que tenga pésimos hábitos alimenticios. Pensé que hacer dieta era un ‘sacrificio’ de un mes. Y cuando no llegaba a mi peso deseado ‘pecaba’ con más fuerza”, se puede leer al inicio del mensaje.

“Siempre pensé que jamás llegaría a mi peso de la universidad y que ya estaba condenada a verme mayor de lo que realmente soy. Pero cuando se me cambió el chip, aprendí a comer, a hacer ejercicio y a relacionarme mejor con la comida ocurrió el “milagro” que esperaba (antes pensaba que través de pastillas y dietas mágicas). Llegué a mi peso universitario, volví a sentirme yo”, agregó.

“Me empezó a quedar ropa que me resistía a botar y hoy boto mi ropa de gordi que no quiero ver más. Por enésima vez, no me operé, sólo estoy en el aprendizaje de comer sano desde enero de este año. Ya voy casi 18 k menos, comiendo buenazo”, finalizó.

Te puede interesar