Litzy, actriz de Una Maid en Manhattan revela que fue discriminada por su físico

Litzy reconoció en su cuenta de Instagram que la han llegado a discriminar por no verse tan delgada como sus compañeras actrices.

Litzy es una reconocida actriz mexicana, quien asegura que ahora más que nunca se siente muy orgullosa de sus curvas. A pesar de haber sido discriminada en más de una ocasión por sus "kilos de más" dentro de la industria televisiva, la protagonista de exitosas telenovelas de Telemundo como Amarte así Frijolito y Una Maid en Manhattan explicó a través de su cuenta de Instagram que nunca ha sentido la necesidad de bajar de peso para parecerse a sus compañeras ya que se acepta tal y como es.

“Muchas veces me han dicho que ‘estoy gorda’ o que tengo ‘unos kilitos de más’ o que ‘debería operarme’ y la verdad no les he hecho caso jamás”, explicó en Instagram.

“Le doy gracias a Dios que mis papás siempre me dieron seguridad y me enseñaron a respetarme y a amarme como soy. Obvio me tengo que cuidar y lo hago, pero me cuesta trabajo porque amo comer y no estoy dispuesta a dejar de hacerlo porque es uno de mis grandes placeres. Así que yo me gusto así, me caigo bien y eso es lo más importante para mí, la gente siempre va a opinar”, declaró la intérprete de 36 años, quien protagonizó a Aracely en la superserie Señora Acero.

Litzy, quien tiene 1 millón de seguidores solo en Instagram, indicó que llegó un momento en su carrera que notaba que le empezaban a cuestionar mucho sobre su físico ya que no se veía tan delgada como la mayoría de protagonistas de telenovela.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Litzy (@litzyoficial) el

“Yo empecé a notar que de repente me preguntaban que si estaba haciendo dieta, que si hacía ejercicio, que necesitaba bajar unos kilos y ves a todas tus compañeras actrices perfectas, con unos cuerpos preciosos, pero también las ves que se matan en el gimnasio y que cuidan la alimentación, entonces yo decidí que yo iba a ser yo, que no iba a dejar de comer porque amo la comida. Me gusta comer de todo. He intentado [hacer dietas] evidentemente pero duraba no sé dos semanas haciendo una dieta y ya paraba porque decía ‘¿qué es esto? esto es una tortura’ yo sentía que no vivía tranquila, a gusto, feliz y a mí eso no me gusta”, aseguró.

“Yo dije a mí no me importa, yo voy a seguir comiendo como como pero voy a cuidar qué como porque obviamente sí nos tenemos que cuidar”, agregó Litzy.

Por último, la también heroína del melodrama Al otro lado del muro envió un mensaje de aceptación a sus seguidores para que se sientan en todo momento orgullosos de quiénes son.

“Chicas les quiero decir que a los hombres les gustan las mujeres normales, las mujeres con carnita, que si tienen hijos y les quedó una pancita pues les quedó la pancita y ellos son felices con la pancita de su mujer, o sea les gustan las curvas, les gustan las caderas, entonces yo creo que hay que querernos más, no se deben sentir solas aquí estoy yo que vivo en el medio artístico y no soy como nadie de las actrices que existen, que las admiro y las respeto muchísimo porque no saben cuánto sacrifican para tener esos cuerpos; pero yo no soy así, ¿qué voy a hacer?”, concluyó Litzy.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Litzy (@litzyoficial) el

Te puede interesar

SÍGUENOS