Covid- 19: ¿Por qué los guantes de látex son una garantía de protección?

Especialistas temen que artículos como las mascarillas o guantes de látex den una falsa sensación de seguridad, ya que la única manera de prevención es lavarnos las manos para evitar el contagio de coronavirus.

Son más de 100.000 personas las infectadas en el mundo por el coronavirus y el número de muertos va creciendo a más de 4.000. Desde que empezó el brote en enero, se ha ido extiendo a diversos países e Italia ha visto la mayor cantidad de infecciones, además de China.

Ante esta pandemia se ha dicho mucho sobre las precauciones que debíamos tener para evitar el contagio. Entonces, ¿qué pueden hacer las personas para mantenerse a salvo? ¿Existen medidas prácticas que uno puede tomar para reducir el riesgo de contraer la enfermedad transmitida por el aire, como usar una máscara facial o guantes de látex?

Las personas entramos en contacto con el mundo la mayor parte del tiempo mediante nuestras manos. A través de ellas podemos tocar y aprender, escribimos, comemos, jugamos, damos afecto y podemos manipular objetos. Esto los convierte en las principales portadoras de gérmenes, que nos pueden provocar enfermedades.

Ante toda esta situación compañías como Top Glove, empresa de Malasia que fabrica guantes quirúrgicos aumentó sus acciones en los últimos días, lo que indica un mayor interés. Pero, ¿realmente nos protegen?

El Servicio Nacional de Salud (NHS sus siglas en inglés) afirma que artículos como las mascarillas y los guantes tienen un papel importante en el entorno clínico, pero no hay evidencia generalizada de que sean eficientes para las personas de a pie.

“El uso de guantes de látex está recomendado para aquellos que atendemos pacientes, pero no para el uso cotidiano porque en realidad todo lo que tocamos con el látex podemos contaminarlo. Lo único que está indicado es el lavado de manos”, aseguró en diálogo con Infobae el infectólogo Lautaro de Vedia, ex presidente de la Sociedad Argentina de Infectología.

Asimismo, la Organización Mundial de la Salud tampoco ha sugerido que las personas utilicen guantes o mascarillas para protegerse. Los expertos les preocupa que estos elementos de salud den una “falsa sensación de seguridad” y afirman que lavarse las manos es la única medida de prevención. Las personas que están preocupadas por la transmisión de enfermedades infecciosas deben priorizar la higiene personal, respiratoria y de las manos.

La mejor forma de protegerse y salvaguardar a otros es: lavarse las manos con agua y jabón, o usar un gel desinfectante, de manera regular en el día. Se debe naturalizar el lavado de manos, que sea constante como practica individual y de la comunidad. La higiene de las manos es una de las maneras más seguras para prevenir y disminuir infecciones relacionadas a la atención sanitaria.

Los 11 pasos para una técnica correcta de lavado de manos con agua y jabón

1. Mojarse las manos

2. Aplicar suficiente jabón para cubrir toda la mano

3. Frotar las palmas entre sí

4. Frotar la palma de la mano derecha contra el dorso de la mano izquierda entrelazando los dedos, y viceversa

5. Frotar las palmas de las manos entre sí, con los dedos entrelazados

6. Frotar el dorso de los dedos de una mano contra la palma de la mano opuesta, manteniendo unidos los dedos

 

7. Rodeando el pulgar izquierdo con la palma de la mano derecha, frotarlo con un movimiento de rotación, y viceversa

8. Frotar la punta de los dedos de la mano derecha contra la palma de la mano izquierda, haciendo un movimiento de rotación, y viceversa

9. Enjuagar las manos

10. Secarlas con una toalla de un solo uso

11. Utilizar la toalla de papel para cerrar la canilla

Te puede interesar