Ancianos mueren tomados de las manos a poco de ser vacunados contra la COVID-19

Ambos pasaron sus últimos minutos juntos al no resistir al coronavirus.

Una pareja de ancianos falleció con pocos minutos de diferencia a causa del coronavirus. El matrimonio de 70 años ya tenía fecha para recibir la vacuna contra la COVID-19 pero la enfermedad atacó antes.

Dick Meek, de 89 años, y Shirley Meek, de 87, se encontraban hospitalizados en el Riverside Methodist Hospital en Columbus, Ohio, Estados Unidos, y murieron tomados de la mano. Según relatan sus familiares, fueron inseparables desde la adolescencia.

“Nunca tuvieron que pasar por el ‘hasta que la muerte nos separe'”, contó a CNN Debbie Howell, una de las hijas del admirado matrimonio. “Nunca tuvieron que hacerlo porque estaban juntos y estamos muy agradecidos”, agregó.

“Hubo días en los que estábamos muy optimistas de que iban a sobrevivir, pero sus pulmones seguían fallando más y más cada día”, contó Debbie Howell a CNN. “Ambos eran personas muy, muy sanas y muy vibrantes con todas sus facultades. Simplemente cayeron muy rápido”, dijo.

De acuerdo a declaraciones de su hija Vicci Harper, ambos ya tenían fecha para recibir la vacuna contra el coronavirus, pero fallecieron tres días antes de la cita programada.

Cuando los doctores le comunicaron a la familia que la enfermedad había comprometido sus pulmones y le quedaban poco tiempo de vida a ambos, ellos solicitaron que los coloquen en una misma habitación, lugar donde escucharon sus canciones favoritas antes de morir junto.

“La enfermera puso la cabeza de mi madre en el hombro de mi padre. Y se acercó y frotó el hombro de mi padre y dijo ‘Dick, puedes irte ahora. Shirley te está esperando'. Y en cuestión de minutos, se fue”, contó Howell.

Te puede interesar

SÍGUENOS