Más de 100 policías son investigados por los hechos cometidos en las marchas

Víctor Zanabria explicó el protocolo de defensa de la PNP y cómo se viene realizando la investigación a los efectivos que estuvieron cerca de los jóvenes fallecidos.

La institución de la Policía Nacional del Perú ha iniciado una investigación contra los 150 agentes que participaron en "la estrategia" policial para "guardar el orden" durante las manifestaciones contra Manuel Merino.

Entre los investigados están: escopeteros, quienes son los encargados de lanzar perdigones, bombas lacrimógenas; y los jefes de División, encargados de la "estrategia" que se usó y que tuvo como consecuencia la muerte de 2 jóvenes.

Para la investigación se ha tomado el testimonio de los siete jefes de línea que estuvieron ubicados en las intersecciones cercanas al Congreso, en la Avenida Abancay.

"El Ministerio Público está investigando al personal que estuvo en el lugar donde los jóvenes fallecieron", señaló Víctor Zanabria, general de la Policía Nacional de Arequipa, quien no participó en la intervención en el Centro de Lima.

Como se recuerda, diversos medios lograron captar la forma en que los policía disparaban perdigones y bombas lacrimógenas sin importar el daño que podría ocasionarles a los manifestantes. 

Según Zanabria, los perdigones de goma se disparan del tórax hacia abajo, y las bombas lacrimógenas se lanzan al aire. Un protocolo que según los materiales audiovisuales, no se respetó y ocasionó la muerte de los jóvenes Jack Pintado e Inti Sotelo.

"Cuando la turba está cerca, la PNP utiliza las ésporas, que son lanzadas. Estas son como un cartucho, que cuando disparas se va quemando y van generando un gas, No tienen ningún poder de penetración, ni de impacto", sostuvo Zanabria.

Pese a los vídeos, el general de la PNP no reconoció que haya habido un uso arbitrario de la fuerza. "Eso está en investigación, y según la ley, no puedo adelantar una opinión", agregó en entrevista con América Noticias.

 

 

 

Te puede interesar

SÍGUENOS