Joven tosió en la cara a mesero porque le impidió juntar las mesas en un restaurante | VIDEO

A raíz de la pandemia por coronavirus, el empleado del lugar intentó mantener el aislamiento social, pero fue violentado por las jóvenes.

Un indignante caso se registró en Estados Unidos, donde la policía de Tennessee investiga el caso de un grupo de jóvenes que atentaron contra la salud pública tras asistir a un restaurante y, pese a la pandemia de coronavirus, decidieron juntar las meses y reaccionaron de la peor manera al recibir la negativa del mesero que las atendía. 

Como se sabe, uno de los principales requisitos para el funcionamiento de los negocios de comida es garantizar el distanciamiento entre sus clientes con la intención de reducir el riesgo de trasmisión de la COVID-19; sin embargo, un grupo de jóvenes hicieron caso omiso a las recomendaciones. 

Policía investiga a joven que tosió a mesero tras recibir negativa

Según revelaron los medios internacionales, la policía de Tennessee investiga el caso de un grupo de jóvenes que participaba en una fiesta de soltera en un restaurante en la que una de ellas le terminó tosiendo al encargado del local por impedirles juntar las mesas al estar prohibido como medida de contención contra la COVID-19.

"Esta persona debe ser responsable de sus acciones, para saber que su acción tiene un efecto dominó", expresó el copropietario del restaurante Mikey Corona a BuzzFeed News. 

Corona reveló que las 10 chicas llegaron al local y se sentaron en dos mesas adyacentes, pero comenzaron a juntarlas, violando las pautas de distanciamiento social y con el máximo de seis personas en cada una.

Mesero alertó sobre riesgo de contraer coronavirus

Cuando una de estas amenazó al encargado de decirles que estaba a punto de perder a 10 clientes, este respondió que "era un riesgo que iban a tomar". En ese momento, todas ellas se pararon de la mesa y Corona se percató que menos de la mitad de ellas llevaba mascarillas. 

Minutos después, una de ellas se acercó hacia un mozo y le tosió tres veces. "Inmediatamente fui hacia ella y dije: 'No. Eso no está bien. Acabas de agredir a mi empleado'", dijo. "Ella me miró, sonrió y siguió caminando", agregó. 

"Eso se considera asalto y no lo estamos tomando a la ligera", escribió Corona en una publicación de Facebook en un grupo de otros trabajadores de restaurantes de Tennessee.

Tras lo sucedido, se presentó una denuncia a la comisaría y la joven que fue captada por las cámaras puede ser acusada por delito de asalto y riesgo de la salud pública.

Te puede interesar