Donald Trump se lamenta: “Nadie me quiere, debe de ser mi personalidad”

El presidente de Estados Unidos es consciente de su baja popularidad, pero igual se empecina en recomendar medicamentos que son desaprobados para combatir el nuevo coronavirus.

Fiel a su estilo, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, lamentó el descenso de su popularidad de cara a los próximos comicios. El mandatario se presentó como una víctima de injustificados ataques sobre su gestión en la pandemia del coronavirus.

La aprobación presidencial de Trump ha perdido varios puntos en las últimas semanas, pese a la buena imagen que tienen los científicos del equipo de asesores de la presidencia contra la epidemia.

“Ellos son muy respetados, pero nadie me quiere, debe de ser mi personalidad”, declaró Trump, a menos de 100 días de las elecciones presidenciales y en un momento en que se amplía la ventaja de su rival demócrata, Joe Biden, en los sondeos.

Estas últimas semanas ha sido adversas para Trump por la cantidad de comentarios desatinados que hace con respecto a los medicamentos para combatir al COVID-19.

El magnate continua promoviendo el uso del antipalúdico como solución contra el coronavirus, pese a que varios estudios científicos han descartado que fuera eficaz frente virus nacido en China.

Inclusive, a mediados de junio, la agencia estadounidense de medicamentos (FDA) retiró la autorización para utilizarlo en tratamientos de urgencia contra el coronavirus.

En la conferencia de prensa, al ser consultado por estas recomendaciones, Trump afirmó que había “leído mucho sobre la hidroxi” y dijo que el tema se había vuelto político. “Cuando recomiendo algo, les gusta decir ‘no lo usen’”, añadió.

Coronavirus en Estados Unidos

Estados Unidos ha sobrepasado los 4.3 millones de infectados y los 149.000 muertos por el nuevo coronavirus. Hace unos días falleció el primer policía a causa de la enfermedad en la ciudad de Los Ángeles; el hombre dejó a su esposa embarazada de gemelos.

Te puede interesar

SÍGUENOS