Loreto: Evangélicos inyectan medicamento veterinario a 5 mil personas para "salvarlos" de COVID-19

Habitantes de la Amazonía peruana recibieron este tratamiento veterinario porque los religiosos creen que el coronavirus está “vinculado al demonio”.

El colmo de los males se vivió en Loreto, donde un alcalde junto a un grupo evangélico decidió inyectar ivermectina veterinaria a, al menos, 5 mil personas como un “paliativo” para el nuevo coronavirus, también conocido como COVID-19.

“Desde mayo, el alcalde de la provincia de Loreto y una alianza evangélica han convocado, usando las emisoras de radio, a las personas para que les apliquen ivermectina veterinaria como si fuera una vacuna contra la enfermedad. En Nauta, al menos 5 000 personas la han recibido”, cuenta el director de Radio Ucamara, Leonardo Tello, la principal emisora de la ciudad.

Tello, además, explica que algunos pastores evangélicos en Loreto han vinculado al coronavirus con el demonio y el fin del mundo, por lo que ofrecen estas inyecciones como si fueran “una salvación”.

Sin embargo, muchas personas han aquejado que, tras recibir la inyección, sintieron que el corazón se les aceleraba, como si tuviera taquicardia. “Ha sido horroroso el efecto secundario”, agregó.

Esto lo vivieron pobladores de Cuninico, una comunidad amazónica que tiene a gran parte de su gente con síntomas de COVID-19.

Tal parece que los voluntarios de las Misiones Evangélicas de la Amazonía actuaron por cuenta propia, ya que un técnico del módulo de salud instalado en el lugar por el Ministerio de Salud (Minsa) les advirtió que esa supuesta “cura” no era necesaria.

“La explicación de los voluntarios fue clara y directa de que está aprobado mediante una ley, y que es un tratamiento animal que da resultados positivos como vacuna”, refirió el apu –jefe indígena– de Cuninico, Wadson Trujillo Acosta.

Verdadero uso de la ivermectina

El Centro de Medicina Veterinaria de la Administración de Medicamentos y Alimentos de EEUU (FDA, por sus siglas en inglés) estipula que la ivermectina está aprobada para uso humano solo con receta médica para el tratamiento de parásitos externos, como piojos y afecciones de la piel como la rosácea.

Asimismo, está aprobado por la FDA para su uso en animales para la prevención de la enfermedad del gusano del corazón en algunas especies de pequeños animales y para el tratamiento de ciertos parásitos internos y externos en varias especies de animales.

Te puede interesar

SÍGUENOS