Investigadores crean cánulas de oxígeno que ayudan a los pacientes COVID -19

El Hospital de Apoyo Santa Rosa de Piura ya probó las cánulas de oxígeno y son éxito. Esto es un gran aporte que ayudará a los pacientes COVID-19.

Las cánulas de alto flujo de oxígeno se han convertido en una opción importante para los pacientes de coronavirus (COVID-19) en situación crítica. Estos pequeños tubos han demostrado ser eficientes para la rápida recuperación de os infectados que necesitan con urgencia de un respirador artificial.

En el Hospital de Apoyo Santa Rosa de Piura se utilizan con éxito las cánulas de alto flujo de oxígeno que fueron diseñadas y elaboradas por investigadores de la Universidad de Piura (UDEP). Los pacientes que son atendidos en las áreas de emergencia y de UCI han logrado superar su situación crítica por la falta de oxígeno a causa del coronavirus (COVID-19).

El magíster Jorge Machacuay, quien lidera el grupo de trabajo, afirmó que, aunque se trata de prototipos que están siendo perfeccionados, los tres primeros ya han sido probados con éxito en el Hospital Santa Rosa. Agregó que para el diseño de estos dispositivos se ha contado con la asesoría de médicos de la UCI del citado nosocomio.

Resaltó que estas cánulas de alto flujo de oxígeno a bajo costo y cubren la demanda de oxígeno en los hospitales ante el incremento de casos de coronavirus. La ventaja de este prototipo es que la cánula se conecta con el balón de oxígeno junto a un adaptador y permite brindar una gran cantidad de oxígeno al paciente que en pocas horas recupera su nivel de oxígeno.

"La idea es que se utilice esta cánula antes que el paciente entre a un proceso de entubado porque la consecuencia de entubado es mayor", agregó.

Machacuay, decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Piura, manifestó que cuando la crisis por el COVID-19 está cobrando ya cientos de víctimas, hace falta la participación de todos para controlar el avance de los impactos negativos. Por ejemplo, señala que, a inicios de la cuarentena, la UDEP reparó dos respiradores mecánicos; y luego, uno más.

Agrega que, aunque ya hace un mes fue validado el prototipo de respirador mecánico diseñado y construido en esta casa de estudios, lamentablemente no se han podido terminar de fabricar los 10 que se han ofrecido, porque aún no se cuenta con los componentes que compró el Gobierno Regional pero cuya importación ha demorado más de lo esperado.

Aun así, “en este tiempo, el equipo de la UDEP (con fondos propios) no ha parado de buscar soluciones a los problemas que afronta nuestra región y el país en general, como el diseño de estas cánulas nasales; la construcción y entrega de dos cubículos o cajas acrílicas protectoras para el proceso de entubación y máscaras de protección o protectores faciales, para que puedan ser usadas por personal de salud (médicos, técnicos, enfermeras)”. 

Las cánulas nasales, “generalmente recomendadas para oxigenoterapia infantil o pacientes con hipoxemia moderada, se están utilizando en pacientes con covid-19, con baja saturación de oxígeno (debajo de 65 %) y con alto riesgo de sufrir daño mortal. Su uso es muy eficiente porque se llega a rangos del 95 % de oxígeno saturado en el paciente, superando los resultados que se logran cuando se utiliza mascarilla o CPAP (75 % u 80 %)”, refiere el docente de la UDEP.

Este método, agrega, es muy “eficiente, para la rápida recuperación de los pacientes que llegan muy urgidos de ventilación, pues se evita que sean intubados y conectados a un ventilador mecánico”.

(Con información de Andina)

Te puede interesar