¿Por qué no debemos sacudir al bebé? ¡No es un juego!

Sacudir a un bebé es peligroso para su cerebro, sigue estas recomendaciones para evitar hacerlo y cuidar a tu hijo.

Sacudir a un bebé es la opción que muchas madres o padres tienen para calmar el llanto del niño, pero es la más equivocada. Además, consideran que este puede ser un juego divertido para ellos, lo cual en realidad no es así, puesto que es más peligroso de lo que imaginábamos. 

Por la desesperación, muchas podemos caer en la tentación de sacudir a nuestro bebé de un lado a otro. Por ejemplo, cuando lo sacamos de la cuna porque sus gritos son interminables y fuertes, hasta que decidimos por fuerza mayor cargarlo en nuestros brazos y luego mover su cuerpo de un lado a otro para que este se calme.

¿Qué pasa cuando sacudimos a nuestro bebé?

Estos movimientos bruscos de adelante hacia atrás o de arriba hacia abajo pueden causarle daños cerebrales. Pues, su cuerpo es muy pequeño aun y a la vez muy débil. 

Con este mal hábito podemos provocar que el cerebro choque con el hueso generando daños como problemas en la vista, lesiones cerebrales y en casos más graves la muerte. 

Recomendaciones para evitar sacudir al bebé

Así que, si decides cargar a tu bebé en tus brazos está bien porque ellos sienten y reconocen a su madre. Incluso según los especialistas los brazos de una madre provoca la calma y relajo en ellos. 

Cántale una canción, muéstrale un juguete o peluche o simplemente aguanta un rato y tenlo en tus brazos. Pero no te desesperes porque te aseguro que el bebé no entenderá tu desesperación. 

Además, primero debes tener en cuenta si el motivo de su llanto se debe a que es necesario cambiarle el pañal, tiene hambre o fiebre. Los bebés no lloran por manipulación, mientras sean pequeños ellos no saben ni siquiera que existe esa palabra ¡Amor y paciencia! 

 

 

 

Te puede interesar