• https://wapa.pe/mujer/1519161-mayra-couto-baila-sola-capitulo-vi-feminismo-empoderamiento

Ella Baila Sola Capítulo VI: conductas machistas detectadas en instantes

Mayra Couto  y 'Ella Baila Sola' en el capítulo 6 de su historia.

Los zancudos en Cuba son extremadamente puntuales. 5am y 5pm salen a devorar gente. Yo duermo con repelente pero igual me despiertan todos los días cálidos a las 5 en punto.

El chico con el que salgo tiene la teoría de que el ventilador los empuja y persuade de abortar su misión alimenticia. Ok, Esta es la primera parte de la historia de esta semana. Lo que viene está, como dicen los cubanos ¡Candela!

Hace cinco días tengo faringoamigdalitis. Los dos primeros días la fiebre no paró. Pero el tercer día sentía que podía ir a clase convaleciente.

Me cubrí bien la boca porque el aula tiene aire acondicionado y me abrigué pero sudaba. Malas decisiones, sí. Empeoré nuevamente. Hoy, día cinco, puedo hablar, puedo respirar medianamente bien y pasar saliva me duele menos. Pero no me puedo exponer al aire del ventilador ni siquiera indirectamente.

No sé si ya se lo imaginan pero, son las 5am y han aparecido los mosquitos. Él ha prendido el ventilador pero no nos da directamente.

-Has prendido el ventilador?-pregunta retórica.

-Sí. Es por los mosquitos.

-Dale, me voy a mi cuarto, es que se me seca la garganta.

Él hace una pausa que puedo reconocer. No lo digas, pienso.

-Mmm… pues yo creo que te estás sugestionando.

Mala decisión, amigo. Le dije: me acabas de decir loca y estás invalidando lo que siento. Y quedé como una loca y me fui porque está dormido y no es momento de discutir nada. Porque estoy molesta y ya hemos hablado de esto.

Las comunicaciones forzadas según Maité Melendo, en su libro Teoría de la comunicación se dan cuando una persona emite una opinión o juicio sobre ti que tú no has pedido.

Lo mismo que cuando alguien te dice que estás gorda como si no tuvieras espejo, o cuando no le preguntas a nadie si el maquillaje te queda bien, pero van y te lo dicen. Esto es algo que me molesta sobremanera. Bueno, esta es tu primera mala decisión, compañero. Una opinión que no pedí sobre lo que acabo de afirmar.

En segundo lugar, pero no menos importante está la ligera invalidación de lo que siento: se me seca la garganta. Él ha vivido la experiencia de la amigdalitis con más frecuencia que yo y me imagino que bajo su experiencia, el ventilador apuntando a otro lado de la habitación no le seca la garganta.

Pero resulta que esa es su experiencia: su cuerpo, su ciudad (hace frío en su ciudad, imagino que nadie usa ventilador al dormir) y principalmente su amigdalitis en comparación con mi faringoamigdalitis. Dale, encuentra las siete diferencias, compañero.

Vamos a hacer como en clase de coreografía, un repaso de la primera parte de estas malas decisiones: mi querido compañero ha opinado forzosamente, sin que nadie se lo pida, que lo que siento no es real, que me estoy sugestionando. Gracias, chico. Estoy tomando té con miel y escribiendo. Gracias.

Finalmente, una parte importante de esto, es que él ha decidido opinar. Es decir, no es solamente una opinión que nadie pidió, sino que él está convencido de que tiene que emitir una opinión.

Él está convencido de que lo que él piensa sobre mi malestar es importante decirlo. Esto, entre otras cosas, conforma el mansplainning: la déspota seguridad que tienen algunos hombres al emitir opiniones sobre temas que desconocen por completo.

  TAMBIÉN PUEDES LEER: Ella Baila Sola Capítulo IV

TAMBIÉN PUEDES LEER: Ella Baila Sola Capítulo IV

La parte bonita de esta historia, es que se lo expliqué y lo entendió. Y ahora su comunicación es mucho más asertiva.

Te puede interesar

VIDEOS

SÍGUENOS