• https://wapa.pe/mujer/1426855-dia-mujer-cafe-aroma-mujer-vicentina-phocco-historia-emprendimiento-8-marzo-dia-internacional-mujer

¡Café con aroma de mujer! Vicentina Phocco y su historia de emprendimiento

En el marco del Día de la Mujer es importante reconocer a las mujeres que tienen una historia de emprendimiento y superación.

Este 8 de marzo conmemoramos a las mujeres fuertes y luchadoras que buscan siempre el cambio. Este es el caso de Vicentina Phocco, quien vive en el poblado de Quiquira, a ocho horas de Puno, donde escasea la luz y el agua. A pesar de estas condiciones, ella en base a esfuerzo ha conseguido cultivar el mejor café del mundo.

Vicentina se alegra de que la gente considere que su café es una delicia, ella se sonroja y solo atina a decir “gracias”. El año pasado, su nombre empezó a sonar con fuerza en Estados Unidos y otras partes del mundo gracias a su ‘Café de las Nubes’, ganador por su alta calidad a nivel de pequeños productores, en la feria ‘Global Specialty Coffee Expo Seattle 2018’ (EE.UU). El mismo que bebo mientras escribo estas líneas.

El máximo galardón que obtuvo implica sacrificios y mucha responsabilidad. Esto se traduce en una rutina; Vicentina y su esposo Pablo Mamani despiertan a las 03:00 a.m. para ir a sus parcelas. Antes de desplazarse durante una hora caminando (o 30 minutos en movilidad) hasta su chacra, preparan alimentos y mucho café. Su café. Al llegar, deben regar, deshierbar o trabajar en prevención de plagas, dependiendo de lo que necesiten sus cafetos, hasta caer la tarde. 

Vicentina Phocco

El reconocimiento mundial que tuvo Phocco Palero no solo la ha impulsado a seguir perfeccionándose como caficultora, también le ha servido como especie de inspiración para destacar el trabajo que  las mujeres realizan en el campo, en la tostaduría, la cafetería, y en todo lo que abarca el universo del café. “Estoy orgullosa. Me habían dicho que mi café era bueno pero nunca pensé en recibir un premio así.  Las mujeres podemos hacer eso y mucho más”, dice.

Gracias a sus cultivos de café, Vicentina pudo dejar una vida dura dedicada a la minería artesanal. Ahora ama lo que hace, se le nota hasta en el tono de su voz con el que responde a la pregunta que muchos le hacen: “¿por qué tu café es tan rico?”. Ella suele decir “cosecho cuando hay luna llena escogiendo los cerezos más rojitos”. Ante la misma interrogante, los catadores profesionales encontraron que el ‘Café de las Nubes’ –cultivado a 2040 m.s.s.n.m - posee notas florales y frutales que realzan su calidad. Este, tiene 88.5 puntos en taza, cuando lo mínimo que se necesitan para calificar como un buen café de especialidad es 82. Pese a la adversidad que debe sortear a diario, Vicentina tiene la fórmula perfecta para hacer el mejor café del mundo.

Vicentina Phocco café

Con colaboración: Pierina Chicoma 

Fotos: Hipólito Ticona 

Te puede interesar