¿Cómo reinsertarte laboralmente después de ser mamá?

Reincorporarse a la vida laboral tras haber disfrutado de la baja maternal puede ser algo costoso y hasta difícil para muchas mujeres. ¿Cómo hacerlo de forma saludable y positiva?

Muchas son las mujeres que, por decisión personal o necesidad, se dedican en cuerpo y alma al cuidado de sus hijos después de haber quedado embarazadas por lo cual dejan de lado el trabajo fuera de casa. No obstante y a pesar de ser ésta una etapa que la mayoría disfruta, reincorporarse al mundo laboral es una idea que en muchas ocasiones se convierte en prioridad para ellas conforme pasan los meses o años de crianza.

Pero ¿cómo empezar a reinsertarse laboralmente después de ser mamás? Iván Lizarzaburu, Gerente de Operaciones y Recursos Humanos de 10headhunters, nos brinda algunos consejos para lograr impulsar esta reinserción de manera exitosa:

Actualizarse y ponerse al día:

Para comenzar a reinsertarse de manera efectiva en el mercado laboral después de ser mamás, es importante que las mujeres puedan actualizar sus hojas de vida ya que deben tomar en cuenta que durante el periodo de “para” que han tenido en sus vidas al ejercer el rol de madres, se han producido novedades en el mercado profesional tanto en cuanto al nacimiento de nuevas profesiones como a la aparición de nuevas tecnologías e incluso a los requisitos que piden las empresas a sus candidatos: “Las redes sociales y la internet pueden ser de gran ayuda ya que actualmente existe una gran oferta de cursos o talleres de formación en diversas áreas que pueden contribuir en su actualización profesional. Ya sea de forma presencial o virtual, siempre es recomendable estar al día en temas de actualización profesional” sostiene Lizarzaburu.

mamá trabajadora

Proyectar una imagen profesional adecuada:

Nuestra imagen es la mejor carta de presentación que tenemos. Por ello, el especialista recomienda mantener una vida saludable que involucre una buena alimentación y un tiempo para realizar actividades físicas: “Es importante que las madres se sientan bien tanto física como mentalmente”, aseguró.

Tener paciencia:

Ya sea que hayas retomado tus labores o estés en búsqueda de nuevos horizontes en este campo, la paciencia será tu mejor aliada. Es por ello que es recomendable –en el caso que ya tengas un trabajo- te tomes con calma el regreso a tu vida laboral mientras que si estás en pleno proceso de búsqueda, tengas la tranquilidad de saber esperar sin perder esta virtud. “No pienses que recién reincorporada a la vida laboral vas a retomar el mismo ritmo de trabajo, es necesario poder tomarse las cosas poco a poco”, expresó  Iván Lizarzaburu.

Saber motivarse:

Es fundamental que las propias madres sepan motivarse en pro de no decaer en su empeño de encontrar un trabajo o seguir realizando el que ya tienen. Pero, ¿cómo encontrar esa motivación?  De acuerdo con Lizarzaburu, “pensar en sus deseos profesionales y fijarse una lista de objetivos mientras buscan empleo o se adaptan nuevamente a la rutina laboral, es la mejor forma de automotivarse”. 

Marcar tus nuevos límites:

Si ya has encontrado trabajo o estás retomando el que dejaste, es importante que la comunicación sea fluida y clara para de esta manera, aprender a fijar tus propios límites y a delegar funciones. Es por ello que si conversas con confianza y a tiempo, y organizas bien tu agenda semanal, podrás marcar los límites con tu empleador, clientes, etc. En este sentido, el especialista recomienda analizar bien el escenario y anticiparte a posibles situaciones que no podrás cumplir como antes como por ejemplo salir a la misma hora que lo hacías antes de ser madre.

Haz un tiempo para ti:

No es fácil ser mujer, pareja, profesional y madre a la vez, por lo que es sumamente necesario que el tiempo libre que se tenga, se utilice de la mejor manera posible. Y si no se tiene, es indispensable saber hacérselo. Este tiempo libre es preciado ya que en él puedes continuar realizando tus hobbies o pasatiempos favoritos: “Todos necesitamos un respiro y es fundamental contar con un tiempo de liberación. Esto da sanidad mental, ya que si tú te sientes feliz y realizada, tanto tu vida personal como laboral será mucho más fructífera”, indicó el ejecutivo.

mamá trabajadora

Recuerda que todo tiene su tiempo, así que cuando te sientas lista para regresar, hazlo con toda la actitud.

Te puede interesar