Consejos para equilibrar la vida de madre y profesional

¿Cómo maneja una mamá su rol profesional? Aquí te presentamos algunos consejos para manejarlo de la mejor manera y disfrutar la maternidad.

Cuando pensamos en cuáles serán nuestros objetivos a lo largo de la vida, claramente nos enfocamos en temas profesionales y personales, pero ¿cómo generamos ese correcto balance entre ser una profesional exitosa y adentrarnos en la aventura de la maternidad? o ¿Cuándo es el momento perfecto para tener ambas cosas sin dejar ninguna de lado?

Para algunas mujeres no existe una respuesta correcta, pues al igual que los hombres, tienen roles que deben cumplir a lo largo de su vida, por ejemplo: ser amiga, ser hija, ser esposa, ser tía, etc.; sin olvidarse de un rol fundamental, que es el ser una misma.

Según Cynthia Sánchez, Gerente de Recursos Humano de ManpowerGroup, cuando una mujer queda embarazada se mantiene trabajando, en el mejor de los casos, las mismas horas que le dedicaba antes de estarlo, llegando a encontrar un balance adecuado. Sin embargo, cuando nace el bebé y se está por terminar el periodo de pre y post natal, se generan muchas dudas y sobre todo ansiedad ya que se acerca la hora de dejarlo para reinsertarse nuevamente al mundo laborar y ejercer su rol de profesional.

 

Entonces ¿Cómo maneja una mamá su rol profesional? Sánchez nos brinda los siguientes consejos al retorno a la oficina:

1.- Siempre dar todo de sí: en el rol que nos toque ejecutar en un determinado momento debemos dar lo mejor de nosotras mismas, poniendo especial enfoque en la tarea que debamos desempeñar. Ahora, si solo hablamos del rol profesional que mejor que hacerlo al lado de un equipo preparado y empoderado, así como con compañeros y compañeras que han vivido esta misma etapa y que se convertirán en un gran soporte de entendimiento y apoyo.

2.- Equilibrar los tiempos y roles: Cada rol merece su tiempo y espacio y para cada uno de ellos debemos de tener más o menos un cronograma o una idea a seguir para poder hacerlo de manera correcta y oportuna. El tener un calendario de actividades ayuda mucho en estos roles.

3.- Hacer una pausa y pensar en ti: todas las mujeres hacen lo mejor posible para disfrutar cada uno de los momentos especiales junto a sus esposos, padres y amigos, pero a pesar de ello, muy pocas veces tienen tiempo exclusivo para ellas. Por ese motivo, deben tratar de aprovechar los minutos menos pensados para generar esa conexión tan importante con uno misma; si nosotras no nos encontramos bien, no podremos hacer lo antes mencionado.

Finalmente ¿se puede ser mamá y ejecutiva a la vez? Claro que sí. No todos los días son perfectos, pero como en todas las etapas de la vida, es importante identificar aliados para que nos ayuden a encontrar la calma en los momentos caóticos. Sobre todo, es importante compartir esta experiencia que nuestros esposos, familias y el entorno que nos rodea, ya que esto nos ayudará a logar un sano equilibrio a nuestras vidas.

Recuerden que deben apoyarse, conversar y luchar por no abandonar sus sueños porque dentro de la dificultad se encuentra lo más gratificante; el poder decir que pese a todo lo cansado que pueda resultar. Si es posible mantener un equilibro entre el ser mamá y ejecutiva y ser exitosa en ambas tareas.

 

Te puede interesar