Ser divertido es ser inteligente, según estudios

¿Eres el alma de la fiesta y te gusta hacer reír a tus amigos? Pues, te contamos que no solo eres una persona divertida, sino también el más inteligente de tu grupo. ¿Te sorprende?

En cada grupo de amigos hay el chistoso, el que nos hace reír hasta hacernos llorar, y al que no tomamos en serio sin darnos cuenta de la gran inteligencia que esconde. Y es que,  según un estudio de la Universidad de Nuevo México (UNM), se afirma que estas personas  son más inteligentes que una persona promedio.

La investigación que se hizo a 400 estudiantes constó de dos partes: la primera fue una prueba de razonamiento abstracto e inteligencia verbal y, la segunda, consistió poner un titular a algunas caricaturas del New Yorker.

De la segunda parte, se pidió que votaran para elegir los mejores titulares, y los favoritos fueron los más divertidos. Al tener los resultados de ambas pruebas, se concluyó que los que tuvieron éxito con sus textos también respondieron bien la primera parte de la prueba.

Pero este estudio no fue el primero que se hizo, ya en 1970 se realizó una investigación que dio como resultado que los comediantes salían mejor en sus exámenes de inteligencia.

Al parecer, las personas divertidas al tener mejor humor, son más creativas e imaginativas, no se complican con las cosas, son capaces de darle la vuelta a las dificultades de manera creativa.

 

Te puede interesar