El hermoso vestido blanco de tul que Leysi Suárez compartió con su hija

En Instagram Leysi Suárez llevó un sofisticado look coordinado al lado de su pequeña hija. 

Leysi Suárez sacó a relucir uno de sus mejores estilismos junto a su pequeña hija con quien compartió un elegante look.

En Instagram la bailarina profesional compartió una sublime postal luciendo un sofisticado ‘matching outfit’ que utilizó para una sesión fotográfica.

La actriz de empresaria de 35 años utilizó un vestido de tul blanco con volantes, un escote de hombros caídos, de corte princesa, con un corpiño ceñido y con un largo que caía hasta el suelo.

Del otro lado su hija empleó un vestido hecho a su medida con el mismo material brillante y reluciente elaborado con tul, un material fino transparente que firmas como Dolce & Gabbana, Rodarte, Christian Cowan, Dolce & Gabbana o Monique Lhuillier incluyeron en sus últimas colecciones, según refieren en la revista Vogue.

El uso del tul en los vestidos de gala

El tul tiene algunos atributos principales que anteriormente Christian Dior se encargó de explicar: “Es el material ideal para los vestidos de noche románticos. Ofrecen una agradable impresión de transparencia y liviandad”. Asimismo, el modisto Molly Goddard destaca la versatilidad y ligereza de la prenda. “Me encanta el exceso de prendas con mucha tela en ellas, y como el tul es relativamente liviano puedes usar mucho sin esa sensación de pesadez”, comentó a Vogue.

El tul es un tejido elaborado por pequeños rombos o hexágonos y puede estar elaborado de seda -por lo que le otorga un toque más voluminoso- o también de materiales sintéticos como el poliéster.

Según explica Lucina Llorente, experta en tejidos del Museo del Traje, para Vogue España el tul se utilizaba al principio como fondo para la creación de encajes. “Normalmente en lino o seda, el tul suponía el fondo sobre el que se apoyaban los nutridos para hacer los motivos del encaje. El tul de fondo, junto con el encaje, eran labores artesanales, por lo que estaba reservado “para las clases más altas; la gente que vivía en la corte”, comentó.

En los años 30 comenzó a utilizarse en vestidos de novia con más frecuencia y luego vivió una suerte de época gloriosa durante los años 50, en parte gracias a la línea del New Look de Dior. Marcas como Balmain, Fath o Dior luego comenzaron a crear más vestidos con esta tela que era el favorito de las socialités gracias a su estilo vaporoso y etéreo.

Te puede interesar