Kolinda Grabar, la presidenta croata que rompe protocolos por su Selección

Kolinda Grabar-Kitarović acaparó la atención mundial por su presencia en Rusia 2018 y la fortaleza que transmite a su equipo que llegó a la final del Mundial.

El nombre de Kolinda Grabar-Kitarović fue conocido en todo el mundo, debido a que la presidenta de Croacia rompió protocolos y acompañó a su selección en los partidos contra Dinamarca y Rusia. Regaló camisetas croatas a sus similares como Donald Trump y es la máxima fanática de su equipo.

La presidenta croata logró cautivar la atención con su presencia en los partidos que llevaron a avanzar al equipo; sin embargo, se perdió el encuentro ante Inglaterra por un viaje a la cumbre de la OTAN

La poderosa mujer llamó la atención al disfrutar del Mundial desde la grada, vistiendo y luciendo la camiseta de la Selección de Croacia como una aficionada más, incluso medios internacionales revelaron que pagó con su propio dinero el viaje a Rusia en clase turista y se descontó los días no trabajados de su sueldo como gobernante. 

Grabar-Kitarović asistirá a la final, donde la selección croata se enfrentará a Francia el próximo domingo. Croacia se convirtió en finalista de un Mundial por primera vez en su historia el pasado miércoles tras vencer en la prórroga a Inglaterra. Y la presidenta no dudó en bajar a celebrarlo con los jugadores, rompiendo protocolos.

Hoy el mundo la conoce por ser la máxima hincha de su equipo de fútbol y por llevar la camiseta a todas partes con orgullo, pero también es considerada como una gran persona al cubrir sus propios gastos sin la necesidad de pedir al Gobierno dinero para cubrirlos. 

Te puede interesar

SÍGUENOS