Hombre se despierta con el ojo morado y rompe en llanto al ver la nota de su esposa

Este hombre se sorprende al darse cuenta de su ojo morado pero la nota que le dejó su esposa hace que rompa en llanto

Beber alcohol en exceso puede traer graves consecuencias y quien puede darte fe de eso es Freddy, un hombre que vive en Estados Unidos al cual después de una noche de borrachera amaneció con el ojo morado e hinchado, junto a una terrible resaca y una carta de su esposa esperándolo.

Todo ocurrió cuando un viernes Freddy salió como siempre estaba acostumbrado a beber hasta las últimas consecuencias con sus amigos. Lo último que recuerda es que estaba pasándola a lo grande y que de un momento a otro despertó ya en su cama. Todo lo que pasó antes de ello, simplemente estaba en el olvido.

El dolor de cabeza era insoportable debido a la gran resaca que tenía. Cuando despertó vio que a su lado estaban unas pastillas para aliviar su dolor junto a un vaso de agua que solamente pudo haber colocado su esposa, acción que le pareció completamente extraña porque normalmente se enojaría al verlo así. Después de tomar las aspirinas, se dirigió al baño y su sorpresa fue mayor cuando vio que su ojo estaba horriblemente morado e hinchado. Las dudas surgieron en su cabeza sobre lo que pasó horas antes. Fue en ese momento en el que se dio cuenta que en la esquina del espejo estaba pegada una nota de su esposa que decía lo siguiente:

“Mi amor, en la noche llegaste todo borracho, hiciste un gran escándalo y no tuve opción más que dejarte dormir. Te dejé desayuno sobre la mesa. Salí al mercado a comprar todos los ingredientes necesarios para preparar tu comida favorita por la noche y cenar en familia. También te dejé ropa limpia y a nuestro hijo cuidando de ti. Vuelvo en un momento. Te amo, mi vida. Tu esposa”.

Más angustiado que nunca por saber la verdad, fue a buscar a su hijo a su cuarto para que le explique lo sucedido. La respuesta lo impactó. El niño le contó que llegó a las 5 de la mañana más ebrio que nunca, a tal punto que no recordaba que era su hijo y no podía pararse. Para colmo de males, su estado de ebriedad había sobrepasado todos los límites que hasta llegó a vomitar en la sala, resbalándose sobre ello y cayendo de manera abrupta, por eso que tenía el ojo morado. Con toda la fuerza del mundo su esposa lo llevó arrastrando a su cama para que logre descansar.

Pero aun Freddy no entendía por qué si él se había portado tan mal su esposa estaba siendo tan detallista con él. Así que le preguntó a su hijo y la siguiente respuesta lo dejó llorando descosoladamente:

“¡Ah sí, te refieres a eso! Cuando mamá logró llevarte a la habitación, trató de quitarte la ropa porque estabas todo vomitado, entonces tú le gritaste ¡déjame en paz abusadora, soy un hombre casado, respétame!”

 

Te puede interesar