“¿Sabes algo? Me gusta todo de ti” Carta para el hombre que me quita el sueño

Una romántica carta para ese hombre que nos encanta desde el cabello hasta la punta de los pies.

¿No les ha pasado a veces que conocen a una personas que es mágica? Esa persona que nos conquistó desde el primer momento que la vimos y cada día nos gusta más. A ese hombre, le queremos dedicar una hermosa carta.

Una carta que revela nuestros más profundos sentimientos hacia esa persona que nos encanta. 

“No tienes la menor idea de cómo me gustas.

Me gustas como para besarte por horas, abrazarte hasta quedarme sin fuerzas.

Me gustas como para recostarme en tu pecho y escuchar el ritmo de tu corazón.

Me gustas como para escribir sobre tus lunares, los que tienes en el cuello, en la espalda y en tu zona sur.

1

Me gustas como para hacer todas esas cosas que siempre quise hacer, pero nunca me atreví.

Me gustas como para no compartirte con nadie, soy una persona egoísta.

Me gustas como para que seas para mí, así como tus risas, tus enojos o tus disgustos.

Quiero ser la primera persona a la que le cuentes si algo pasa, bueno o malo.

Me gustas como para hacerte enojar a las dos de la tarde y compensarlo a las seis, y escucharte cuando estés triste o cuando necesites a alguien a las dos de la mañana.

2

Me gustas como para levantarme de madrugada y colocarte la cobija, o abrazarte para abrigarte.

Me gusta la forma en la que sonríes en la mitad de cada beso, la manera en la que tus labios besan mi cuello.

Me gusta la manera en la que te ríes con mis tonterías.

Me gusta cuando me miras y me dices: "Eres bonita".

Me gustan tus ojos, tu sonrisa, tu barba, tus sentimientos, tu presencia.

Me gustas porque contigo puedo ser tan tierna como pervertida.

Me gustas como para que seas mi caos completo y yo el tuyo, ese es el trato que firmamos.

Me gusta tu hermoso desastre, tus gustos raros y tu extraño sentido del humor.

3

Me besó los labios con ternura, intentando dejar una huella suya. sonreí. Era el beso más pequeño y a la vez el más grande que tuve en mi vida. A veces las cosas no se miden por su grandeza, se miden por su intensidad.

Este año decidí tener la mente ordenada, calmada y controlada, y de repente apareces en mi vida con tus comentarios inteligentes, con tu misterio, con tu inocencia, tu belleza física como tu alma, tu tranquila temeridad y perversidad, y todo lo que pensaba antes era aburrido, vacío, mediocre. Y ahora estamos ahí los dos desnudos.

Me gustas porque contigo no me atormento en el futuro, solo disfruto el momento y los instantes contigo son increíbles.

5

No tengo idea de cuánto nos dure esto, cuánto tiempo nos queda, pero tampoco me aflijo pensando eso. Quiero disfrutarte cada momento, cada minuto, cada segundo.

Me gustas, en verdad, no tienes idea de cuánto.”

Por Estrella Gonzales 

Una preciosa carta para ese hombre que nos quita el sueño y nos hacen ayudan a olvidar los malos momentos en la vida. 

Te puede interesar