"No tengo miedo a volver amar, sino a salir lastimada"

Esta situación formaría parte de una experiencia que nos permite estar preparados en el amor y así esperar al ser amado sin salir lastimadas ni cometer los mismo errores. 

Las relaciones de pareja suelen ser complejas, a veces solo una parte ama y la otra recibe amor, afectando así al que entrega todo de sí. Por ello muchas personas utilizan una barrera para protegerse y se prometen no volver a amar por temor a salir lastimados. Sin embargo, esto solo formaría parte de una experiencia que nos permite estar preparados en el amor y así esperar al ser amado. Este es el caso de Samanta Martínez quien escribió una carta para Upsocl.com, dirigida a su pareja ideal. Aquí la compartimos contigo para que puedas leerla.

Te puede interesar:  "A la chica con la que mi novio me engañó", la carta de una mujer con el corazón roto

"Puse mil barreras para no permitir entrar a cualquiera, pero estoy dejando que derribes mis muros para hacer mis adentros tuyos.

Hoy todavía no nos conocemos, quizás no sepas nada de mí y mucho menos yo de ti, podemos ser extraños en este momento o apenas estamos comenzando y nunca imaginamos que al final seríamos tú y yo, frente a frente, teniendo tanto que decir. No sabré qué decir cuando te tenga delante de mí, mejor cuéntame, ¿cómo te trató la vida?

Habrás pasado por muchas cosas de las cuales no fui parte, te habrás enamorado muchas veces o pocas, quiero que me lo cuentes, te habrán roto el corazón, al igual que a mí, te habrán visto ebrio cantando canciones de amor y habrás estado con la persona equivocada, de igual forma, habrás hecho muchas cosas importantes mientras no estaba. Me gustaría que me pusieras al tanto de lo que me perdí.

Sé que estarás nervioso y dudarás si es hora de empezar una nueva historia, sé que te costó mucho llegar hasta aquí y créeme que lo valdrá. Te encontré hoy, no sé cuánto tiempo estemos juntos pero te puedo prometer día tras día de risas, días llenos de nuevas aventuras, será todo lo que nos merecemos por la espera.

Tienes que saber muchas cosas de mí, quizás no soy la mejor expresándome pero créeme que cuando amo y quiero a una persona mis acciones hablarán por mí, tendremos que ir subiendo poco a poco cada escalón, tendrás mi mano cuando la necesites, no te dejaré caer, todos los obstáculos los tendremos que vencer. Te contaré mil cosas, habrá historias tristes que me han hecho lo que soy, será imposible no darte mi amistad, pues no sólo seremos una parte de nosotros, seremos todas; compañeros, amigos y hasta confidentes.

Soy una persona muy introvertida así que me costará mucho trabajo demostrar lo mucho que llamas mi atención al principio, mis amigos ya dudan si en mí existe un corazón pues lo estaba reservando para cuando tú llegaras, te has perdido muchas cosas, las personas comenzaban a creer que me quedaría sola. Fue muy divertido esperarte, conocí lugares que jamás creí conocer, conocí a muchas personas, lloré, reí, crecí, aprendí a aceptarme y amarme para poder amarte a ti. No soy perfecta, te lo advierto, estoy llena de defectos, pero te daré mi mejor versión, siempre intentaré que así sea, y así como yo no lo soy, sabré que tú no lo eres, no importa y no temas, me gustarás con tus imperfecciones así que no dudes en mostrarme lo humano que eres, te enseñaré que el verdadero amor no duele.

Dame los buenos días o las buenas noches, no sabes lo sencillo y romántico que me resulta esto, hazme reír, me encanta esa sensación de dolor estomacal cuando ríes sin parar,  ven a complicarme la vida y házmela sencilla, no quiero monotonía; podremos desvelarnos, llenarnos de abrazos, ser insomnio, cubrirnos de besos, hacernos cada noche y entregarnos por completo. Sé que parecerá difícil y que los dos estaremos llenos de dudas, pero no temas a intentarlo, déjame entrar, quiero profundizar y conocer lo que nunca pudiste mostrar, hacerme adicta a tus cuentos, cuando estemos juntos no te dejaré en la primera pelea, ni me verás marchar cuando las cosas anden mal, me tendrás en tus mejores y peores momentos, te prometo que nunca te haré daño, tampoco me iré cuando las cosas parezcan difíciles de solucionar, soy fiel creyente de que las cosas no se tiran, se arreglan.

Al principio creerás que no tienes relevancia en mi vida, que eres uno más, o que parece miedo y que no tengo sentimientos hacia ti, pero créeme que el miedo que más me da es el de volverme a entregar y salir lastimada como ya estoy acostumbrada. Puse mil barreras para no permitir entrar a cualquiera, pero estoy dejando que derribes mis muros para hacer mis adentros tuyos.

Lee también: "Basta de niños, quiero un hombre de verdad", la carta para ti que no sabes lo que quieres

Si me encuentras sálvame de esto, tú sabes a lo que me refiero, no quiero más lágrimas al dormir, pero no te preocupes por mí, llega cuando tengas que hacerlo, yo sé que parece que ya me rendí pero no es bandera blanca, decidí esperarte sin importar lo que me cueste, estoy preparada para tu llegada. Y te suplico que llegues completo, no voy a llenar tus vacíos, pues me costó mucho trabajo llenar los míos, es complicado, sé lo lastimado que puedes estar, pero haz lo que te gusta hacer, diviértete, experimenta, puedes llorar si hay necesidad, cumple cada cosa que te propongas, lucha y no te tires al fallar, no necesitas de nadie, ni de mí vas a necesitar, eres una persona fuerte, llena tus vacíos contigo mismo, ama cada parte de tu ser, te juro que yo también lo haré, dejaré mi soledad para entregarme y hacernos felices, sé lo difícil que será encontrarte así que no te preocupes, cuando te tenga no voy a querer estar con alguien más, voy a valorarte hasta donde termine nuestra eternidad, puedo llenarte de alegría y te puedo compartir mi vida, yo sé que me querrás en la tuya y que lo que tengamos que pasar esta noche no será, así que no te rindas, nos vamos a encontrar. No importa a donde me lleves o qué daño me dejes, ya aprendí a construirme, ya no importa el desastre que ocasionarás después. Tampoco te angusties, tengo todo lo que necesito y lo que me hace feliz, solo espero que lo que te pido no sea algo difícil de cumplir, no me sueltes y abrázame cuando tengas la oportunidad, nos irá bien, no me dejes ir otra vez.

Cuídate, serán más días en los cuales no te podré tener, quizás no somos presente pero en un futuro nos vamos suceder, no te llegues a desesperar, te espero en donde quiera que la vida nos llegue a juntar."

 

 

Te puede interesar