Científicos advierten que el coronavirus podría generar diabetes en pacientes recuperados

Especialistas han encontrado una relación entre el coronavirus y la diabetes, mencionando que podría tratarse de "una nueva forma de la enfermedad".

El coronavirus se ha extendido a todos los rincones del planeta y a pesar que a su paso ha dejado miles de víctimas mortales, un gran grupo de la población se viene recuperando satisfactoriamente; sin embargo, algo que ha llamado la atención son los efectos que podría generar en un futuro en los pacientes que vencieron la enfermedad.

Durante todo el periodo de la pandemia a causa del coronavirus, los médicos han advertido que los pacientes diabéticos tienen mayor riesgo de complicaciones al padecer la nueva enfermedad.

Asimismo, los pacientes que contrajeron el COVID-19, diabéticos o no, llegaban a los hospitales lo hacían con una glucemia muy alta, fuera de lo normal, generando una característica común con el patógeno.

Ante ello, un grupo de científicos realizaron una investigación y los resultados fueron publicados en el New England Journal of Medicine y compartida por el portal La Tercera, sostiene el COVID-19 tiene una relación con la diabetes.

Es así que, se descubrió que los pacientes que ya tienen diabetes experimentan “complicaciones metabólicas graves”, incluyendo problemas causados por niveles peligrosamente altos de azúcar en la sangre en diabéticos tipo 1 y 2.

De acuerdo a los autores de la investigación, una de las razones por las que han visto estos nuevos casos es por el estrés generado por la enfermedad, así como la forma en que el cuerpo procesa el azúcar.

¿Por qué la diabetes tiene relación con el coronavirus?

Mediante la información brindad, no se conoce exactamente la causa, pero se sospecha que está relacionada con una proteína específica del SARS-CoV-2, la enzima convertidora de angiotensina 2 (ACE2), presente en los revestimientos de los pulmones, que también se encuentra en otras partes del cuerpo humano.

Además afirman que el receptor que el virus usa se encuentra en órganos que juegan un papel clave en el metabolismo, como el páncreas, tejido adiposo, intestino delgado y los riñones.

En ese sentido, los investigadores han creado un registro global llamado Proyecto de Registro CoviDiab con el objetivo de registrar nuevos casos en los que pacientes sanos desarrollan diabetes después de la infección por COVID-19.

“Estamos tratando de entender qué situación está detrás de las observaciones”, afirmó el codirector del registro y profesor de cirugía metabólica en el King’s College London, Francesco Rubino.

“Es una de las enfermedades crónicas más frecuentes y ahora nos estamos dando cuenta de las consecuencias del inevitable choque entre dos pandemias”, explicó.

“Dado el corto período de contacto humano con este nuevo coronavirus, el mecanismo exacto por el cual el virus influye en el metabolismo de la glucosa aún no está claro y no sabemos si la manifestación aguda de diabetes en estos pacientes representa el tipo clásico 1, tipo 2 o posiblemente una nueva forma de diabetes”, añadió.

Relación entre el coronavirus y la diabetes

Te puede interesar

SÍGUENOS